2019-09-20

Cómo evitar 6 factores o condiciones que llevarán a tomar decisiones erróneas.

6 razones por las que tomamos malas decisiones y qué podemos hacer para solucionarlo.
Por Isabel Carrasco.
Hablemos de Liderazgo.

hard-decision-making.jpg
Cómo evitar 6 factores o condiciones que llevarán a tomar decisiones erróneas.
Mike Erwin en hbr.org del pasado 1 de agosto plantea que diversas investigaciones han puesto de manifiesto que una persona toma aproximadamente 2.000 decisiones por hora. La mayoría son menores y son automáticas o instintivas como por ejemplo cómo vestirnos para ir al trabajo o cuándo comer algo.

2019-09-19

Las 4 olas de destrucción creativa: El tsunami de cambios de la era digital.

Olas de destrucción creativa


Por Xavier Ferrás. Xavier Ferrás.

creative-destruction.jpg
Las 4 olas de destrución creativa: El tsunami de cambios de la era digital.

El economista austriaco Joseph Schumpeter acuñó el término “destrucción creativa” para caracterizar cómo nuevas ideas, tecnologías y modelos de negocio destruyen viejos paradigmas y reconfiguran los mercados.
 

Diversidad: Grupos de afinidad para promover la inclusión desde las bases.

Promoviendo la inclusión desde las bases: Grupos de afinidad. 

Por Marcelo Baudino. 

Iceberg.

diverse-team.jpg
Diversidad: Grupos de afinidad para promover la inclusión desde las bases.
 
Los grupos de empleados o redes de interés y afinidad (Employee Resource Groups – ERG), no son algo nuevo, pero continúan siendo estratégicos para aquellas empresas que desean promover una mayor inclusión desde las bases del personal.
 

2019-09-18

Estamos abocados a la mediocridad: La mediocracia y el sandwich mixto.

¿Estamos abocados a la mediocridad?

Por Juan Carlos Cubeiro.

Hablemos de Talento. 

fear-of-mediocrity
Estamos abocados a la mediocridad: La mediocracia y el sandwich mixto.

Mediocridad no es sinónimo de incompetencia, sino de servilismo, ausencia de pensamiento crítico (y de pensamiento conceptual), de seres grises e insípidos, “bien mandados”, con escasa ambición aunque se quejen mucho.  
 

Gestión del talento STEM: Futuro de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

¿Qué es el talento STEM?

Por Jesús A. Lacoste. 

Blog de Jesús A. Lacoste.

STEM-talent-management.jpg
Gestión del talento STEM: Futuro de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.
Se dice que el talento STEM es una necesidad de futuro. La demanda de profesionales formados STEM no para de crecer. El problema afecta a todas las sociedades avanzadas y es tan acuciante que incluso la ONU ha tomado cartas en el asunto.

2019-09-17

Gestión de la innovación con herramientas ágiles. ¿Qué es un proyecto de éxito?

¿Qué es un proyecto innovador de éxito?
Por Angel Alba.
Innolandia.

agile-tools.jpg
Gestión de la innovación con herramientas ágiles. ¿Qué es un proyecto de éxito?
¿Sabes qué es un proyecto innovador?
Es una pregunta básica. Pero fundamental. Este verano tuvimos un debate muy interesante en Twitter.


Un cliente me preguntó si tenía datos sobre cuál era el porcentaje de éxito si aplicaba herramientas ágiles como Design Thinking o Lean Start-up en un proyecto innovador.
Como no tenía datos (más allá de los míos propios), pregunté a mi red.

Y se originó un debate muy interesante, que puedes ver en mi timeline de Twitter, (fecha 18 Julio)
Aprendí un montón y saqué dos conclusiones:
  1. No hay ningún estudio serio sobre cuál es la tasa de éxito de los proyectos de innovación.
  2. No tenemos claro qué es el éxito en un proyecto innovador

Si no sabemos cuál es la línea de meta del proyecto innovador, mal vamos. La innovación genera muchas expectativas en tu Comité de Dirección. Y eso se traduce directamente en presión para ti.

Por eso en este post quiero ayudarte a fijar los criterios de qué es un proyecto innovador.
Para que dejes las expectativas claras y hacia dónde trabajar.

 El postureo de la innovación


La conversación fue moviéndose hacia el postureo en la innovación.
Durante el debate Roberto Espinosa y José Antonio de Miguel compartieron un par de post que hablaban sobre el postureo en la innovación y los errores al aplicar herramientas ágiles.
Muchos directivos piensan que para tener un proyecto innovador tenemos que seguir un check-list, seguirlo paso a paso y ….. voilá, ya tenemos nuestro unicornio.

(nota para novatos: un unicornio es empresa valorada en más de 1.000 millones. En España, sólo hay 2 Cabify y DDD) 

Comparto su opinión que nos equivocamos en aplicar las herramientas. Innovar no va de poner post-its en las paredes
Innovar consiste en conseguir que una idea que parece una locura, se pueda convertir en un proyecto innovador y que pueda crecer en el mercado.
Porque el mercado real es muy duro y ahí no sirven los post-its. En mi experiencia, me he encontrado con clientes que han pasado por procesos sofisticados de ideación o aceleración, pero se olvidaban de lo básico. Trabajar con las personas.

#1 Las mentiras de Lean Start-up


Luis Pérez-Breva, Director del Centro de Emprendimiento del MIT, ha escrito un libro súper recomendable, Innovar, un manifiesto de acción (post pendiente en breve) que resume en este artículo.

En él propone que el objetivo real de un proyecto innovador es transformarse en una “scale-up”. Es decir, tiene que crecer y empezar a comportarse como una empresa lo antes posible.

Porque si nos quedamos haciendo experimentos y productos mínimos viables, al final nos quedaremos en una innovación incremental.

Cuenta un ejemplo de una empresa que iba a desarrollar la solución definitiva para acabar con la sequía en el mundo y al final se quedó haciendo consultoría de agua para clientes de lujo. Es lo que yo llamo “el prototipo perpetuo”. Una trampa. 

Lean Start-up es una herramienta para filtrar el proyecto innovador con potencial del que no lo tiene. Con mínimo recursos y sobre todo con cajas de tiempo. 

No alargues la agonía de los proyectos. Hace unas semanas trabajaba con una empresa y matamos un proyecto en 1 hora, con un prototipo básico. Esa misma empresa, decidió acelerar otro proyecto porque hizo un experimento de 3 días con clientes y lo petó.

#2 Por qué Design Thinking no funciona (a veces)


Hace un par de años surgió una tendencia en innovación que intentaba matar Design Thinking, porque no ofrecía resultados radicales. Cuando trabajaba en P&G utilizamos técnicas de Toyota para el análisis de problemas, tipo Lean Manufacturing.

Lo primero que nos decían era que volvieras el proceso a las condiciones básicas. Es decir, a aplicarlo tal y como lo habías diseñado. Eso es lo que pasa muchas veces con Design Thinking.
Es relativamente fácil aplicar las herramientas, pero el fondo (las condiciones básicas) está en la cultura.

En un artículo de Michael Hendrix, Director de IDEO, habla sobre los dos elementos clave para que Design Thinking dé resultados en un proyecto innovador
  • Ambiente lúdico, de juego
  • Confianza entre las personas para compartir
  • La paciencia para ir más allá de las ideas convencionales
Mi experiencia es que los proyectos en los que mejores resultados hemos tenido es cuando teníamos un equipo sin barreras, con confianza y conseguimos construir ese entorno lúdico. Y eso va mucho más allá de aplicar un kit de herramientas (que también ayuda).

Resumiendo: Un proyecto innovador NO ES el que aplica las herramientas ágiles de innovación.
Y viceversa. Aplicar herramientas ágiles NO TE GARANTIZA desarrollar un proyecto innovador (pero reduce el riesgo de cagarla).

 Entonces, ¿qué es un proyecto innovador de éxito?


Lo más básico, es que un proyecto innovador de éxito es el que cumple los objetivos definidos. Ya tenemos otro lío. Porque los proyectos europeos, o los de I+D tienen objetivos y muchas veces los cumplen. Pero no son un proyecto innovador de éxito.

Sólo tienes que buscar en Google y la mayoría de los casos de éxito no están en el mercado, sino que son desarrollos tecnológicos. Un ejemplo.

También este verano el equipo del doctor Mariano Barbacid anunció que había conseguido la desaparición total del cáncer de páncreas más agresivo. ¿Es esto un proyecto innovador de éxito?

Piénsalo un momento
…..
Desgraciadamente no. Es una grandísima noticia, una alegría para muchas personas, pero según la definición de innovación no lo es. Una innovación tiene que ser algo nuevo que se ha comercializado con éxito, pero el descubrimiento del doctor Barbacid no cumple con el criterio de comercialización, ya que aún falta mucho para su transferencia a pacientes reales.

El objetivo que tiene que cumplir un proyecto innovador es VENDER

No hay otra. Es lo que decía Luís Perez-Breva, pasar de start-up (idea / paja mental) a scale-up (unidad de negocio con sus recursos, organización y marrones)

Así que revisa tus proyectos de innovación y define cuál es el objetivo de ventas y sobre todo, el tiempo que tienes para conseguirlo.

Para que te hagas una idea, tanto en Innolandia como con mis clientes, utilizo un plazo de 90 días para la primera venta, desde el concepto. Aquí es donde de verdad son útiles las herramientas ágiles de innovación.

 Pero, ¿cuál es la meta de un proyecto innovador de éxito?


Ya te he dejado claro que tienes que, a partir de ahora, debes orientar todos tus proyectos de innovación a vender. No a desarrollar una tecnología súper chula que luego nadie quiere.
Bueno, si son proyectos de innovación en procesos, la “venta” es interna. La implantación con éxito. Muchas veces, los clientes internos son mucho más duros que los externos.

Ahora toca afinar.  Definir el criterio objetivo a alcanzar por tu proyecto innovar.

#1 Indicadores a corto plazo


La verdad es que puedes encontrar diferentes criterios. Cada empresa tiene los suyos.
  • En televisión, los nuevos programas o series se evalúan respecto al % de audiencia media de la cadena. Si por ejemplo, Tele 5 saca un nuevo reality y no obtiene en 2-3 semanas el porcentaje de audiencia de la cadena, directamente se lo cargan.
  • Mercadona trabaja con un ratio durísimo: 1 unidad / tienda / día. En sus experimentos en tiendas piloto, si una nueva innovación no consigue esa rotación en un periodo de tiempo, lo retiran. Te lo digo después de haber trabajado con 4 interproveedores.
  • En cine, el criterio que se utiliza es el de los ingresos el primer fin de semana. La idea de las grandes superproducciones es cubrir costes durante ese primer fin de semana o compararse con otras pelis del estudio.
Si te das cuenta, el criterio es siempre comparar cómo lo estás haciendo habitualmente, con un indicador de referencia, y cómo mejora la solución innovadora los resultados relativos.

Recuerda que no puedes comparar el absoluto (ventas totales), porque depende de otras cosas.
En Innolandia utilizo el porcentaje de interesados y luego de clientes respecto a la base de datos de suscriptores, algo bastante utilizado en el mundo online.

#2 La rentabilidad 


No olvides que la innovación no deja de ser una inversión, una apuesta. Y como inversión, el proyecto innovador tiene que buscar la rentabilidad.
Alex Osterwalder publicó datos sobre la rentabilidad de los proyectos de innovación, que me parecen muy interesantes (aunque basados en capital riesgo):
 


El 65% de los experimentos pierde dinero y hay que abandonarlos.
Pero el 10% que lo consigue, finalmente puede ofrecer rentabilidades muy altas y financiar el resto de proyectos.

Para recuperar la inversión en innovación, necesitas invertir al principio poco dinero en muchos equipos e ir avanzando según vas obteniendo datos reales que validen tus hipótesis.

Te toca convencer a tu Comité de Dirección de dos cosas:
  • Van a existir proyectos que fracasen (hay que matarlos en el momento justo)
  • Las decisiones se tienen que tomar sobre datos reales validados y no sobre estimados en Excel.
Ya te digo que no será fácil. Hay procedimientos, comités, Hippos (la opinión de la persona mejor pagada…) que superar. Pero es la mejor manera de aumentar la probabilidad de éxito de tus innovaciones, que tengan impacto en la cuenta de resultados y que tus compañeros, por fin, empiecen a verte de otra forma.

Dejarás de ser el loc@ de innovación y querrán trabajar contigo porque les ayudas de verdad.


Conclusiones


Las herramientas ágiles están muy bien, pero son eso.  Herramientas. No es una receta de Thermomix que te asegura el resultado si sigues los pasos. Innovar va de tomar decisiones ante la incertidumbre.

Y la variable crítica para mí de un proyecto innovador de éxito es el tiempo: el time to profit (tiempo necesario para llegar al punto de equilibrio para recuperar la inversión). Ahí es donde está el auténtico valor de las herramientas ágiles (Design, Lean Start-up), siempre con el objetivo de conseguir vender y ser rentables.

Aplicarlas como criterios para tomar decisiones que te permitan pedir los recursos necesarios para los proyectos con mayor probabilidad de éxito. Si necesitas ayuda para hacer proyectos innovadores en tu empresa de forma ágil, envíame un email a angel@innolandia.es 


by 3 septiembre, 2019

Copyrights: 
© Innolandia. Cualquier transmisión, distribución, reproducción o almacenamiento, total o parcial, realizados con ánimo de lucro o fines comerciales, de los contenidos almacenados en este sitio web, queda expresamente prohibido, salvo previo y expreso consentimiento del titular de los derechos.

---------------------

Angel Alba Pérez

Fundador y CEO de Innolandia.es | Práctico de la Innovación.
Alicante/Alacant, Comunidad Valenciana, Spain.
Consultoría de estrategia y operaciones.
Actual: Innolandia.es, EASME European Commision (Executive Agency for SMEs).
Anterior: Fundesem Business School, Centro de Gestion del Conocimiento Empresarial, Instituto Bernabeu.
Educación: Fundesem Business School.
https://es.linkedin.com/in/angelalbaperez/es
https://twitter.com/aalbaperez

Fuente: Innolandia
Imagen: agile-tools.jpg

Del mismo autor: Angel Alba

Artículos relacionados: gestion de la innovacion