2013-11-20

Comunicación Interna: 3 causas y 5 efectos de los rumores organizacionales.

(Recuperado desde Bligoo, QEPD)


“Pues yo he escuchado…”: El rumor (I y II)

Por María Torrijos.

HRlab.


rumores.jpg
Comunicación Interna: 3 causas y 5 efectos de los rumores organizacionales

Hemos hablado en HRLab de bastantes temas relacionados con la comunicación pero revisando esta temática, echo de menos haber dedicado un tiempo a la reflexión sobre el impacto que tiene en nuestras Organizaciones la rumorología.



El rumor tiene que ver con toda aquella información que está a disposición de los empleados y que no ha sido comunicada de forma oficial por parte de la Compañía, si no que ha sido generada y comunicada de forma “oficiosa” entre los empleados.

Las razones por las que pueden surgir los rumores pueden ser muy distintas en función de la Compañía y del momento que esta se encuentre. Un rumor, por ejemplo, pude surgir porque la empresa se encuentra en un momento de cambio o de restructuraciones, o simplemente porque dentro de la Organización no existe un nivel de confianza suficiente como para preguntar a la fuente oficial de la información.

En cualquier caso, ¿qué efectos genera el rumor en nuestras Organizaciones? ¿Por qué es necesario hacerle frente?

  1. Genera un clima tóxico en las empresas, un mal ambiente de trabajo que no permite pensar en otra cosa que no sea en los que nos han contado y en conseguir obtener más información al respecto de otros compañeros, para compara versiones y que evidentemente el rumor siga creciendo. Este clima consigue desmotivar hasta a las personas más motivadas y comprometidas con la empresa.
     
  2. Crea un nuevo puesto dentro de la compañía que es el “rumorólogo” que es aquel empleado que siempre tiene en su poder la propagación del rumor. Este nuevo puesto evidentemente limita al empleado en la realización de las actividades de su verdadero puesto de trabajo a la vez que roba tiempo a sus compañeros para la obtención de información y para su difusión. Evidentemente el rumor disminuye la productividad y la eficiencia.
     
  3. Disminuye y mina la confianza que los empleados tienen en sus empresas y en el equipo de Dirección.
     
  4. El empleado se compromete menos con la empresa, en la que según la opinión que se ha forjado en base a los rumores, no le cuenta toda la verdad.
     
  5. Puede dañar no sólo la marca interna de nuestras Compañías, sino también la marca externa pudiendo influir en la relación con nuestros clientes. El rumor puede llegar a afectar a nuestra cuenta de resultados.

El rumor como hemos visto es como una plaga que se va extendiendo por toda la organización, si no somos capaces de controlarla puede llegar a matar todo aquello que tanto tiempo nos había costado construir.

En este post hemos constatado cómo afecta el rumor a las Organizaciones, pero ¿qué podemos hacer desde el Departamento de Recursos Humanos para controlarlo? Os propongo reflexionar juntos sobre cómo podemos mitigar el efecto de la rumorología en un post posterior.

17 de septiembre de 2013 · de María Torrijos ·

“Pues yo he escuchado…”: El rumor (II)


En un post anterior, si recordáis, estuvimos reflexionando sobre cuáles eran los efectos del rumor en nuestras Organizaciones y por qué era necesario hacerles frente.

En este nuevo post os propongo reflexionar juntos sobre cómo podemos mitigar el efecto de la rumorología en nuestras Compañías y cómo podemos desde el Departamento de RRHH hacer frente a esta plaga.

¿Qué podemos hacer desde las Compañías para mitigar el efecto de la rumorología?

Aunque es imposible evitar el rumor al 100% podemos ponerle obstáculos y disminuir su difusión en gran parte.

Para ello es imprescindible analizar las causas de rumor y proponer acciones a llevar a cabo en función de las mismas. A continuación os propongo algunas de ellas:

  1. Una de las principales causas del rumor surge habitualmente debido a cambios que se estén acometiendo a nivel organizativo en la Compañía o que se prevén que se van a producir. Para mitigar el efecto derivado de los rumores de esta causa, es imprescindible un potente plan de gestión del cambio donde la comunicación a todos los niveles será probablemente la estrella dentro del mismo.
     
  2. Otra de las causas más habituales del rumor suele ser derivada de la falta de confianza de los empleados en la Compañía y de que las iniciativas que ésta propone se lleven a cabo. Esto puede ser debido a que en otras ocasiones no se hayan implementado y no se haya comunicado el porqué. Para conseguir disminuir el efecto de los rumores derivados de esta causa será imprescindible que los gestores de personas y RRHH trabajen en acercarse a los empleados y transmitirles esa confianza en la Compañía a través de la comunicación apoyada en hechos.
     
  3. Otra causa que no debemos olvidar son nuestros “rumorólogos”, es imprescindible tenerlos identificados y trabajar con ellos desde los el Departamento de RRHH y los mandos intermedios facilitándoles comunicación institucional de la Compañía a través de la comunicación informal con ellos, con el objetivo de que dispongan de la información real de los hechos de primera mano.

En definitiva son los gestores de personas, con el apoyo del departamento de Recursos Humanos, los que deben asumir el liderazgo de la comunicación interna y hacer frente a los rumores debido a la cercanía en el trato diario que tienen con la plantilla.

¿Se os ocurren otras causas y acciones para llevar a cabo que podáis compartir con la comunidad HRLab?

24 de octubre de 2013 · de María Torrijos ·


Licencia Creative Commons:

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 España.

------------------------------

Fuente: HRlab   Parte 1   Parte 2 
Imagen: Rumores