2014-04-15

El Modelo de Creatividad de Klaus K. Urban: Sus 6 componentes.

Modelo componencial de creatividad de Urban.


creativity-content.jpg
El Modelo de Creatividad de Klaus K. Urban: Sus 6 componentes

El modelo de Urban es conocido como Modelo componencial de creatividad y el término “componencial” hace referente a los distintos elementos que componen la tendencia de una persona a ser creativa.
Klaus Urban comprende la creatividad como un conjunto de factores que interrelacionan entre sí a distintos niveles de actuación.

Su modelo es, junto a la Teoría de la inversión y el Modelo teórico del pensamiento productivo, uno de los tres modelos que recogen el concepto de creatividad como algo que debe aplicarse a todos los ámbitos y situaciones y que, a su vez, está influido por todos ellos e interrelacionan constantemente.

El modelo de Urban es conocido como Modelo componencial de creatividad y el término “componencial” hace referente a los distintos elementos que componen la tendencia de una persona a ser creativa.

Así, Urban comprende la creatividad como un conjunto de elementos cognitivos y un conjunto de elementos de personalidad: tanto los conocimientos y habilidades como el carácter y otros aspectos de personalidad influyen para el desarrollo de la creatividad.

Componentes cognitivos


1. Pensamiento divergente


Aquí influyen aspectos como la fluencia de pensamientos, la flexibilidad con la que se relacionen conceptos, la capacidad de elaborar nuevas ideas, la originalidad de las mismas y la habilidad para reestructurar pensamientos.

2. Conocimiento general y pensamiento base


Es importante tener unos conocimientos que sirvan de base para desarrollar nuevas ideas. Se tiene en cuenta la percepción que se tiene de cada cosa que se conoce y cómo se procesa la información de la misma, el pensamiento crítico y la capacidad de evaluar ayudan al inconformismo y a la búsqueda de alternativas, al igual que el razonamiento, el pensamiento lógico, el analítico y la memoria.

3. Conocimiento específico


Hay campos concretos en los que una persona se esfuerza más por entenderlos. Es en esos campos en los que puede adquirirse una adquisición de destrezas y conocimientos específicos que, unidos a la pericia, pueden resultar herramientas beneficiosas a la hora de llevar a cabo el proceso creativo.

Componentes de personalidad


4. Compromiso con la tarea


La persona debe seleccionar qué tarea va a emprender, concentrarse en ella y afrontarla con firmeza y de manera constante para que esta avance. El compromiso con la tarea ayuda a que ésta pueda llevarse a cabo de verdad.

5. Motivación y motivos


La motivación intrínseca es básica para que la persona desarrolle su creatividad. El tener curiosidad, necesidad de novedad, interés por el conocimiento y dedicarse con ahínco a la tarea aumentan la probabilidad de que esta se lleve a cabo.

6. Apertura y tolerancia a la ambigüedad


Los resultados no siempre son los esperados y desde luego las condiciones tampoco. Por eso, tener un humor positivo, ser inconformista y buscar siempre mejorar, tener capacidad para afrontar riesgos y mostrar autonomía a la hora de afrontar dificultades va a beneficiar a los resultados que se obtengan.

Para Urban, estos componentes actúan en tres niveles o dimensiones: una dimensión individual (la persona actúa únicamente por sí misma), una dimensión local (teniendo en cuenta al entorno próximo y cómo podría afectar a los que comparten la tarea) y una dimensión histórico-social (la influencia de lo creado puede llegar a “dejar marca” en la sociedad).

Todos los componentes mencionados son imprescindibles y se relacionan entre ellos inevitablemente. Así, se establece una relación de todos los componentes de tipo cognitivo entre ellos, y de todos los componentes de personalidad entre ellos. También se establece una relación entre los componentes de ambos tipo con el otro. Sin estas interrelaciones no sería posible que el rendimiento cognitivo fuese positivo.

Es muy resaltable la importancia que le da Urban a los procesos cognitivos como el razonamiento, la memoria y el procesamiento de la información. Estos procesos son responsables de la conducta inteligente, y sin ellos no sería posible el desarrollo de la creatividad.

El pensamiento base y el conocimiento general son prerrequisitos para que una persona pueda presentar flexibilidad de pensamientos y desarrollar habilidades específicas en un ámbito concreto.

Si bien se ha afirmado que los componentes cognitivos de Urban son insuficientes para explicar el proceso creativo. Hay quien no los considera útiles para diferenciar a las personas creativas de las no creativas, porque con la motivación intrínseca, una mente abierta y tolerancia a la ambigüedad pueden darse grandes procesos creativos si se combina con compromiso en la tarea.

Aún así, no es discutible que la influencia de los procesos cognitivos puede ser altamente beneficiosa para el desarrollo de la creatividad, pues a mayor conocimiento, mayores son las posibilidades de actuación con él.


Licencia:
Licencia de Creative Commons
Psiqueviva: El poder de la mente by Rafael Aragón is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

---------------

Fuente: Psiqueviva El Poder de la Mente  
Imagen: Creativity content 
(Recuperado desde Bligoo.com, QEPD)