2015-05-14

Cinco modos de cooperación y 3 modelos de Innovación Colaborativa.

3 formas de innovación colaborativa.  

Por Paco Corma. 
Directivos y Gerentes. 


Collaborative-innovation.jpg
Cinco modos de cooperación y 3 modelos de Innovación Colaborativa
Para la Gestión de cualquier actividad se suelen utilizar Modelos concretos. La innovación colaborativa también implica disponer de uno de ellos. Cualquier Modelo debe contener las pautas a seguir para, en dicho caso, lograr poner en marcha un Proceso y que el mismo conduzca al éxito.



Una alternativa válida, habida cuenta el tamaño de muchísimas empresas españolas (pymes y especialmente micropymes), es la de la cooperación, es decir la innovación colaborativa.

La decisión de cooperar reside en la necesidad de enfrentar situaciones nuevas, o situaciones o problemas viejos, circunscritos en escenarios nuevos. El conflicto surge cuando hay discrepancias entre los agentes sobre la forma adoptada para la cooperación y en los estilos de cada uno de los tomadores de decisiones para enfrentar las situaciones de conflicto.

Los modos de la cooperación organizacional


Los modelos tradicionales para la cooperación organizacional se basan fundamentalmente en complementar las fortalezas y con ello reducir las debilidades. Los componentes principales son, por tanto, la buena fe y la confianza, antes que el afán de competitividad o de que las organizaciones sean más capaces de generar procesos de innovación.:

1. Cooperación básica o elemental:

Consiste en la colaboración entre dos sujetos u organizaciones. En este aspecto es importante destacar el doble sentido de la flecha pues si ésta sólo tiene una dirección se trataría de una relación de consultoría o de subordinación, pero no de cooperación.

2. Cooperación vía intermediación:

Existe la intermediación de un agente hegemónico entre tres o más agentes.

3. Cooperación plena:

Su complejidad es mayor, pero también sus posibilidades para generar inercias y aprovechar las potencialidades de cada uno de los agentes que participan. El riesgo en este tipo de cooperación es que si alguno de los agentes incurre en un error, el resto puede equivocadamente asimilarlo como un patrón de conducta adecuado.

4. Cooperación en estrella:

Prevalece una relación compleja, en la cual, la mayor parte de la responsabilidad (y eventualmente también de los beneficios) recae en el agente 1. El contacto entre los agentes periféricos es prácticamente nulo.

5. Cooperación circular:

Cada uno de los agentes tiene una función específica, cuyo adecuado desempeño es fundamental para el siguiente agente, y éste a su vez es importante para el siguiente y así sucesivamente.

Los modelos de innovación colaborativa


Modelo 1: Cooperación en diamante para la competitividad


Porter ha sido uno de los más influyentes pensadores en torno a las cuestiones relacionadas con la competitividad. Una de sus propuestas más notables es el denominado Diamond Model of Competitiveness y propone cuatro premisas generales:
  • La primera se centra en la identificación de lo nacional/regional/local y los agentes que la conforman, particularmente los empresarios y los sectores industriales; es fundamental reconocer las diferentes fuentes que constituyen la ventaja competitiva, pero no sólo a través de los costes diferenciadores.
  • En segundo lugar está la explicación de por qué la nación/región/localidad es más o menos atractiva para competir en un determinado sector industrial. Para este autor en el factor de la atractividad (en combinación con los productos insignia) reposa el plan de la estrategia a seguir, y en donde se generará el proceso de desarrollo.
  • En tercer lugar está el rol que desempeñará la nación/región/localidad en el fomento de la competitividad y la innovación.
  • Finalmente, considera el escenario en el cual se instalan y desenvuelven las empresas y el impacto que éstas provocarán.

Modelo 2: Sistema Nacional de Innovación


El Sistema Nacional de Innovación (SNI) (o National Innovation System, en inglés -NIS) fue creado por Lundvall [1988 y 1992]. La función del SNI es estudiar y entender la evolución de las industrias dedicadas al desarrollo de alta tecnología y su relación con la sociedad.
El SNI está sustentado en la clasificación macroeconómica de los actores participantes en un país, región o localidad que buscan crear innovación y, en virtud de ello, ser más competitivos. Supone que:
  • Los instrumentos, las instituciones y los mercados soportan la creación y difusión del sistema determinado;
  • El conocimiento puede ser creado mediante procesos de investigación y aprendizaje, pero también a través de la interacción entre los agentes (las instituciones, desde luego, pero de forma adicional los clientes, proveedores y los competidores);
  • Considera el conocimiento tácito que es difícil de codificar;
  • Si bien los conceptos del SNI son limitadamente útiles para el análisis cuantitativo, aporta un sólido marco para evaluar el acervo de conocimientos acumulado en las orga­nizaciones;
  • Provee un instrumento para el diseño de políticas públicas.

Modelo 3: La Triple Hélice


El Modelo de la Triple Hélice fue creado por Etzkowitz, y posteriormente fue retomado y popularizado por Leydesdorff [1996 y 1997] y por Jones-Evans [1997].
La idea en la cual se sustenta el Modelo es en la espiral de la innovación que capta las múltiples relaciones recíprocas entre las organizaciones participantes (tanto de orden público, como de orden privado y académico).

La Triple Hélice resultante de la convergencia de los tres agentes conlleva a la identificación de tres universos: los agentes, las instituciones y las leyes y reglamentos. Los agentes se comportan de acuerdo a papeles y modelos de acción que implican culturas diversas y variadas (que anteriormente estaban separadas), y pertenecen a tres ámbitos: gobierno, sector productivo, universidades y centros de investigación. La colaboración entre los agentes conduce a diversos resultados, tales como:
  • investigadores que se convierten en empresarios y en promotores de sus propios inventos;
  • empresarios que se acercan a las universidades y centros de investigación para crear lazos de colaboración;
  • investigadores que se acercan a las empresas para conocer sus problemas, necesidades y áreas de oportunidad, y en función de ello buscar soluciones; y,
  • funcionarios que se acercan a las empresas y universidades para descubrir nuevas áreas de trabajo para la función gubernamental, como el diseño de políticas públicas orientadas al fomento de la competitividad.
 
Estos ejemplos sólo son unas cuantas posibilidades derivadas de la colaboración entre los agentes. Así pues hay diferentes modelos para tomar. Los presentados aquí se focalizan en las relaciones.

¿Crees posible la Innovación colaborativa?
¿Invade la privacidad el hacer innovación colaborativa?

Paco Corma

Empresa: QPT Consultores
Cargo: Director
Blog: www.pacocorma.com/
Ver perfil en DIR&GE

Licencia:

No especificada.

---------------

Fuente: Directivos y Gerentes  

Imagen: Collaborative innovation 

(Recuperado desde Bligoo.com)