2017-10-17

Cómo usar el pensamiento complejo para innovar en la complejidad.

Pensamiento complejo y su relación con la innovación.  

Por Alfonso Romay.

Blog de Alfonso Romay.

data-complex.jpg
Cómo usar el pensamiento complejo para innovar en la complejidad

Dijo Stephen Hawking que el siglo XXI será el siglo de la complejidad. Cuanto más profundizas en complejidad, más encajan las piezas del puzzle al que has dado vueltas tanto tiempo.


El término “complejo” representa una comprensión del mundo como un conjunto con partes entrelazadas y conectadas. La realidad es una red de relaciones, así que el desafío consiste en reconocer esas redes, ante nuestra imposibilidad para gestionarlas, medirlas o controlarlas.

El pensamiento complejo de Morin


Especialmente interesante es el concepto de pensamiento complejo del filósofo Edgar Morin. El pensamiento complejo es un pensamiento que trata de vincular y distinguir, pero sin desunir. En palabras del propio Morin:

Cuando se habla de complejidad se trata de enfrentar la dificultad de pensar y de vivir.

Propone el mundo como un todo indisociable, donde las personas poseen conocimientos desordenados, ambiguos. Propone un abordaje desde diferentes disciplinas para lograr la construcción de ese pensamiento complejo.

El punto en común entre esas disciplinas es el reconocimiento de que nuestra realidad es compleja: no puede contemplarse desde un punto de vista reduccionista, simplificador y acrítico.

Se requiere de una visión holística que vislumbre las distintas perspectivas de un objeto o situación. ¿Recuerdan cuando hablamos de educación en pensamiento critico o de gestionar personas desde el sentido común? Siempre hay que tener en cuenta varias perspectivas.

En realidad, para Morin la complejidad responde al principio de unidad en diversidad. Se trata de construir un método sobre la base de las ciencias, a la vez que conjugamos con el pensamiento humanista, social, filosófico y político.

Pensamiento complejo e innovación, íntimamente relacionadas


El pensamiento lógico necesita de un proceso lineal para alcanzar una respuesta novedosa. El pensamiento complejo, sin embargo, es un método no lineal, válido para poner en valor distintos ámbitos, reorganizarlos y buscar soluciones. Bebe de fuentes que el pensamiento lógico descartaría, pero tampoco renuncia a la lógica como base del pensamiento. La búsqueda lógica de lo ilógico.

Morin señala que debemos atender a tres orientaciones: la (des)mundialización, el (de)crecimiento y el despliegue-repliegue. Estas tres orientaciones serán parte de la metamorfosis por venir.

  1. La desmundialización implicaría fomentar los artesanos de proximidad, los comercios de proximidad, las comunidades locales y regionales.
  2. La orientación de decrecimiento habla de potenciar los servicios, las energías verdes y la economía social.
  3. El orden del despliegue-repliegue anuncia que el objetivo ya no es fundamentalmente el desarrollo de nuevos bienes materiales, la eficacia, la rentabilidad y lo calculable, sino el retorno de cada uno a sus necesidades interiores.

Si nos fijamos con atención, esas tres orientaciones son comunes a muchos de los productos/servicios más innovadores de la actualidad. Podría decirse que ese pensamiento complejo está directamente relacionado con la innovación.

Cualquiera que sea el ámbito de innovación, debe tener en cuenta estos aspectos:

  • gestión,
  • nuevos modelos de organización,
  • desarrollo de nuevos productos y servicios,
  • mejoras para el consumidor o la sociedad, etc.

Especialmente, si la intención es abordar esa complejidad para comprender cómo podemos enfocar la búsqueda de respuestas inéditas a problemas antiguos. O encontrar nuevas respuestas a problemas emergentes.

En definitiva, el pensamiento complejo integra la incertidumbre y es capaz de reunir, contextualizar, globalizar, pero reconociendo lo singular y lo cercano. Desde un punto de vista sistémico, sería interesante analizar el impacto de esas nuevas ideas sobre el propio sistema y descubrir cómo el propio sistema evoluciona.

Alfonso Romay
June 2nd, 2014

Alfonso Romay

Socio fundador de OneNorth. Ingeniero, aunque dedicado a la complejidad, el diseño organizativo y a deshacer nudos en la gestión de personas. Soñador y perseverante, con una mochila siempre abierta a buscar nuevas experiencias. Crítico y autocrítico. Amante de la reflexión. En Twitter: @AlfonsoRomay
Alfonso Romay en LinkedIn:
Socio Fundador en OneNorth
Parque Tecnológico Walqa
Universitat Oberta de Catalunya
Zaragoza y alrededores, España
https://www.linkedin.com/in/aromay/
https://twitter.com/AlfonsoRomay

Licencia:

Todo el contenido de este blog está bajo una Licencia Creative Commons 3.0 España (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

----------------

Fuente: Blog de Alfonso Romay  

Imagen:  Data complex  


Artículos relacionados: