2015-06-20

Cómo superar las 15 emociones tóxicas que te impiden ser feliz.

Las 15 emociones tóxicas que te impiden ser feliz.

Por Santiago Moll Vaquer.
Justifica tu Respuesta.


toxic-emotions-2.jpg
Cómo superar las 15 emociones tóxicas que te impiden ser feliz

Emociones tóxicas. El artículo de hoy no hubiera sido posible sin la lectura del libro titulado Emociones Tóxicas. Cómo sanar el daño emocional y ser libres para tener paz interior de Bernardo Stamateas.


Se trata de un libro que he leído con sumo interés y que me ha gustado mucho porque describe a la perfección las 15 emociones tóxicas que privan e impiden a las personas ser felices, además de darte soluciones para afrontarlas y superarlas. Es por ello que el artículo de hoy quiere centrarse en 15 emociones tóxicas que tan bien disecciona Bernardo Stamateas en su libro.

En este sentido, la intención de esta entrada es la enseñarte cuáles son y en qué consisten estas emociones y darte para cada una de ellas posibles soluciones. Aún así, debo confesar que esta reseña es tan sólo un punto de partida ya que el libro propone para cada una de las 15 emociones tóxicas unas pautas tremendamente efectivas y eficaces para convertirte definitivamente en la persona feliz que siempre has querido ser.

Pues veamos cuáles son y de qué manera se pueden combatir las emociones tóxicas. ¿Preparado para emociones fuertes?

Las 15 emociones tóxicas que debes aprender y combatir para llegar a ser feliz.


En su libro Emociones Tóxicas . Cómo sanar el daño emocional y ser libres para tener paz interior Bernardo Stamateas plantea un aspecto que me parece esencial para poder superar cualquiera de las emociones tóxicas que te invaden con frecuencia. Es la idea de que las emociones no pueden ser controladas desde fuera, sino que deben ser controladas desde dentro de tu propia vida. Por tanto, de lo que se trata es de que aprendas a identificar las emociones tóxicas y seas capaz de transformarlas en emociones positivas y sanas que te conduzcan a una vida plena y feliz.

1. La ansiedad tóxica.

  • La ansiedad tóxica es una emoción que experimentas cuando sientes una amenaza. Dicha ansiedad acaba por apoderarse de tu cuerpo y de tu mente cuando se vuelve tóxica. Esto hace que te desanimes con facilidad, manifiestes un sentimiento de tristeza e incluso acabes por padecer una depresión. Algunos síntomas de la ansiedad crónica son el miedo, la inseguridad, la aprensión, la falta de concentración, el insomnio…
  • ¿Cómo puedes superar la ansiedad tóxica?Bernardo Stamateas propone 24 consejos prácticos para superar la ansiedad tóxica entre los que destaco:
    • Aprender a detectar las fuentes de tu ansiedad.
    • Introducir una rutina de ejercicio físico semanal.
    • Rodearte de personas con una mentalidad positiva.

2. La angustia tóxica.

  • La angustia es una emoción tóxica que te provoca vivir en un estado continuo de malestar, tristeza, dolor, desazón, queja y lamento. Además, dicha angustia es la responsable de que cambie por completo tu manera de escuchar y de hablar, así como la toma de decisiones que son las que te permiten avanzar en tu vida. La ansiedad tóxica te paraliza y paraliza tu futuro y el de las personas que tienes a tu lado.
  • ¿Cómo puedes superar la angustia tóxica?El libro de Bernardo Stamateas propone 7 actuaciones muy dirigidas para superar con éxito la emoción tóxica de la angustia. Entre ellas destacaría:
    • Aprender a administrar los recuerdos positivos con sabiduría. Estos recuerdos deben verse como grandes victorias del pasado que te enseñarán a vencer las batallas del presente.
    • Aprender que hay circunstancias en la vida que puedes cambiar y otras que no porque no dependen de ti. Pero independientemente de que puedas cambiarlas o no, de lo que se trata es de que determines cómo vivir cada una de ellas.

3. La insatisfacción crónica.

  • Quiero dejar claro que la insatisfacción de por sí no es una emoción ni tóxica ni negativa. El problema de la insatisfacción aparece cuando se cronifica, es decir, cuando se instala definitivamente en tu vida y en tu quehacer diario. De lo que se trata es de vivir en la insatisfacción ocasional que te lleva a mejorar día a día. Sin embargo, la insatisfacción crónica es tóxica porque busca continuamente la perfección de todo lo que te rodea y rodea a los tuyos.
  • ¿Cómo puedes superar la insatisfacción crónica?Bernardo Stamateas en su libro porpone 8 posibles formas de superar la insatisfacción crónica. Entre ellas destacaría la siguiente:

4. El apego tóxico.

  • El apego emocional es una emoción tóxica realmente peligrosa y que debes saber detectar y erradicar. El apego tóxico te convierte en una persona emocionalmente manipulada y que hace que te consideres como un ser incompleto e incapaz de alcanzar lo que te propongas por ti mismo. Convertirse en una persona codependiente provoca mucho sufrimiento porque te convierte una persona adicta a las personas. Convertirte en una persona codependiente hace que entregues al otro el control sobre tus emociones y sobre tus decisiones. ¿Cómo saber si eres una persona codependiente? Eres codependiente si eres una persona insegura, controladora y que duda de sus propias capacidades.
  • ¿Cómo puedes superar el apego tóxico? Para superar el apego tóxico es necesario que te pongas en primer lugar, es decir, te convenzas que que tú eres la prioridad y para ello Bernardo Stamateas propone varias actuaciones de las que me han gustado:
    • Aprender a resolver por ti mismo tus propios conflictos.
    • Aprender a reconocer tus propios errores.
    • Borrar de tu vocabulario expresiones como ‘no puedo’ o ‘no sé’ por ‘aprenderé’.

5. El enojo tóxico.

  •  El enojo debe verse como una actitud o fuerza que en determinados contextos te permite superar situaciones difíciles. Por tanto, se trata de una emoción que bien gestionada puede serte de ayuda en muchas ocasiones. El problema surge cuando el enojo se transforma en un enojo tóxico. En primer lugar tienes que aprender a distinguir entre el enojo y la violencia. Por tanto, cuando el enojo se transforma en violencia, entonces se convierte en un enojo tóxico. De hecho, debes entender la violencia como una conducta fuera de lo normal y que tiene como único objetivo lastimar al otro.
  • ¿Cómo puedes superar el enojo tóxico? Para superar el enojo tóxico hay que aprender a elegir qué reacciones quieres tener antes de que te llegue el enojo. Por tanto, lo que propone Bernardo Stamateas es:
    • Elegir la manera con que te vas a enojar.
    • Elegir la manera con la que gestionarás el enojo a través de la sabiduría y el sentido común.
    • Elegir qué tipo de enojo quieres transmitir a los que te rodean.

6. La envidia tóxica.

  • La envidia tóxica provoca tu sufrimiento y el de las personas que te rodean y te quieren. Es una emoción que te impide celebrar el éxito de los demás. Además, la envidia tóxica te lleva a un camino de amargura porque eres incapaz de tolerar que al otro le vaya bien.
  • ¿Cómo puedes superar la envidia tóxica? Bernardo Stamateas propone 12 prácticas para superar la envidia tóxica. En mi caso destacaría estas dos:
    • Aprender a descubrir tu propia singularidad, es decir, descubrir por ti mismo qué te hace único e irrepetible.
    • Aprender a crear tu propio sueño y visualizarlo y olvidarte así de los sueños de las personas que te rodean.

7. El miedo tóxico.

  • Hay una frase del libro Emociones Tóxicas. Cómo sanar el daño emocional y ser libres para tener paz interior acerca del miedo que me ha gustado mucho y que dice el miedo que no se supera puede durar toda la vida. En tu caso debes imaginarte el miedo como si fuera una figura circular que tiene el peligro de no tener fin y que se alimenta por sí mismo. Por tanto, sólo descubriendo el origen de tus miedos serás capaz de enfrentarte a ellos y superarlos.
  • ¿Cómo puedes superar el miedo tóxico? Bernardo Stamateas propone 7 estrategias para aprender a superar los miedos de las que destaco:
    • Generar pensamientos de acción. Esta estrategia se centra en elaborar un inventario de posibles respuestas a la lista que crees de tus miedos. Piensa en lo peor que te podría pasar y piensa en cómo los resolverías. De esta manera tus pensamientos de miedo se convertirán en pensamientos de solución.

8. La vergüenza tóxica.

  • La vergüenza tóxica es una de las emociones tóxicas más comunes entre las personas. Es la emoción que se obsesiona por temer hacer el ridículo. Y el miedo al ridículo se centra en muchas ocasiones al miedo de ser abandonados por los demás. De ahí que la vergüenza tóxica te paralice y te impida cumplir muchas de tus metas y muchos de tus sueños. Por eso tan importante que entiendas que la persona que te avergüenza lo hará por propia inseguridad.
  • ¿Cómo puedes superar la vergüenza tóxica? Para superar la vergüenza tóxica debes entender que la persona que te quiera avergonzar es porque se siente amenazado por ti, es decir, te ve como un competidor. En este sentido Bernardo Stamateas propone 4 actuaciones muy concretas para superar la vergüenza tóxica como:
    • Reírte de tus errores.
    • Aprender que cometer un error no te convierte a ti en un error.

9. La depresión tóxica.

  • Tener depresión tóxica es un tema muy, muy serio. Es una de las emociones tóxicas más peligrosas por las que puedes llegar a pasar porque produce un intenso dolor. La depresión tóxica es una alteración de tu estado anímico y que afecta a todas las áreas de tu vida. Puedes llegar a no saber por qué y para qué vives.
  • Tipos de depresiones: reactiva (propia de personas introvertidas, inseguras y sensibles), maníaco-depresiva, por agotamiento y por errores o culpas no sanadas.
  • ¿Cómo puedes superar la depresión tóxica? Aunque la depresión tóxica es una de las emociones tóxicas más terribles, debes saber que se puede curar. Y el primer paso debe empezar por cambiar tu mente y la percepción de ti mismo. Para ello Bernabé Stamateas propone 9 consejos que pueden ayudarte a superar la depresión tóxica entre los que destacaría:
    • Aprender a hablar en positivo.
    • Reconocer que los errores del pasado forman parte de tu crecimiento personal.
    • Alejarte de las personas que no te aporten nada o te hagan daño.

10. La frustración tóxica.

  • La frustración tóxica es una emoción altamente paralizante. Y lo es porque se alimenta del fracaso y de la decepción que aparece ante un deseo no cumplido o ante una necesidad no satisfecha. La frustración te convierte en una persona resentida. Es por ello que debes tener muy en cuenta que sólo tú tienes el control de tus emociones y que no puedes vivir esperando agradar a los demás y esperar que elijan por ti. Conviértete en una persona que priorice por encima de todo tu dignidad mediante tu autoconocimento y siendo tú el que tengas las riendas de tu propia vida.
  • ¿Cómo puedes superar la frustración tóxica? Bernardo Stamateas propone 9 vías para superar tu frustración tóxica de las que destacaré tres:
    • Centrarse en lo que has conseguido hasta ahora.
    • Darse permiso para cometer errores.
    • No darse nunca por vencido.

11. El duelo tóxico.

  • Cuando en la vida de una persona se produce una pérdida y no se logra superar o cerrar debidamente se convierte en un duelo tóxico porque se produce un estancamiento emocional. Cuando se produce una pérdida aparece inevitablemente el duelo. El duelo, como bien dice la palabra, es un combate interno en la que una parte de ti acepta la pérdida y la otra no. Por tanto, el duelo no debe verse como algo negativo en un principio. El peligro es cuando se convierte en un duelo tóxico, un duelo que no te permite recuperar el control de tu vida porque se estanca en una de estas partes del proceso: reconocimiento de la pérdida, duelo y vuelta a la vida de siempre.
  • Otro aspecto que destacaría en esta emoción es la idea de que el dolor como tal es tuyo y sólo tuyo. Y como es tuyo no debes tratar que los que te rodean lo entiendan como lo vives tú. El dolor debe ser escuchado, pero es muy difícil que pueda ser entendido. Tener dolor no es malo. Todo lo contrario. Tener dolor es necesario y no debe reprimirse porque tiene que salir de ti.
  • ¿Cómo puedes superar el duelo tóxico? Bernardo Stamateas insiste en cuatro pautas muy definidas para superar un duelo de entre las que destacaría:
    • Aprende a perdonar. Perdonar, perdonarte es tremendamente liberador. Sólo aprendiendo a perdonar serás capaz de cerrar el pasado y retomar el presente para empezar a planificar tu futuro.

12. El llanto tóxico.

  • Llorar es tan bueno como necesario. Es una emoción que bien gestionada es muy terapéutica. Pero como toda emoción puede volverse tóxica cuando se vuelve una respuesta automática ante la más mínima frustración. Hay que entender que el llanto puede entenderse como necesario, pero el llanto nunca es la solución.
  • ¿Cómo puedes superar el llanto tóxico? El llanto tóxico se supera transformando el llanto gratuito por lo que se denomina el llanto positivo. Hay tres tipos de llantos positivos que son:
    • Llorar por dolor.
    • Llorar ante un cambio trascendental.
    • Llorar ante un descubrimiento o gesto.

13. La culpa tóxica.

  • En primer lugar es imprescindible distinguir entre la culpa real (cuando se transgrede una ley teniendo conciencia de ello) y la culpa tóxica (los sentimientos de culpa provienen de causas emocionales).
  • ¿Cómo puedes superar la culpa tóxica? Bernardo Stamateas te propone 11 actuaciones muy eficaces para superar lo que él denomina la culpa tóxica. De todas ellas hay una que me ha gustado especialmente:
    • Cuando te equivoques, pide perdón y sigue adelante. Nunca te detengas. Pedir rápidamente perdón hace que avances y tomes plena conciencia de ello para no volver a equivocarte de nuevo.

14. El rechazo tóxico.

  • Todas las personas buscan en mayor o menor grado ser aceptados. El rechazo produce en las personas un profundo dolor. Ante el rechazo experimentas una mayor susceptibilidad y dificulta afirmarte como persona. De ahí que sea tan importante superar el rechazo vista como una emoción tóxica.
  • ¿Cómo puedes superar el rechazo? Se puede anular el rechazo de muy distintas formas tal y como afirma Bernardo Stamateas. Entre otras destacaría:
    • Aprender a valorarte por ti mismo siendo consciente de tu particularidad y originalidad.

15. Los celos tóxicos.

  • Los celos son consecuencia del miedo a perder a alguien. En esta emoción tóxica intervienen estos aspectos: amenaza, control, prohibición, perdón y pérdida. La persona celosa siempre tiene miedo a perder.
  • ¿Cómo puedes superar los miedos tóxicos? Entre algunas de las opciones para superar la emoción de los celos tóxicos destacaría la siguiente:
    • Aplica la ley de la atracción o, lo que es lo mismo, todo lo que respetes se te acercará, mientras que lo que no respetes se alejará de ti para siempre. De ahí que sea fundamental en cualquier relación interpersonal el respeto mutuo.

Emociones tóxicas. A modo de conclusión.


Como has podido leer, una misma emoción puede gestionarse desde una perspectiva positiva o transformarse en algo tóxico. El artículo de hoy ha tenido la intención de darte a conocer cuáles son las emociones tóxicas que te privan día tras día de poseer la felicidad que te mereces. Y ha sido posible gracias al libro de Bernardo Stamateas. Un libro del que he aprendido que todas y cada una de las emociones pueden tratarse y superarse.

Si algo admiro de un libro es que sea no sólo capaz de enseñar, sino que al mismo tiempo sea capaz de ofrecer soluciones prácticas y efectivas. Ojalá este artículo te haya servido de reflexión y puedas afrontar cualquier emoción tóxica que se presente en un futuro con la mejor de las garantías. Si es así, este artículo habrá cumplido con su cometido.

Fuente del artículo: Emociones Tóxicas . Cómo sanar el daño emocional y ser libres para tener paz interior

Escrito por Santiago
15/02/2015

Santiago Moll Vaquer

@smoll73
Spanish teacher. Profesor de Secundaria. Apasionado de las TIC. Autor del blog 'Justifica tu respuesta' con recursos gratuitos para docentes y estudiantes.
Ciutadella de Menorca, Spain · http://www.justificaturespuesta.com

Licencia:

Creative Commons. Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported (CC BY-SA 3.0)

----------------

Fuente: Justifica tu Respuesta

Imagen: Toxic emotions