2015-09-30

Pensamiento Crítico: Análisis de 20 argumentos y creencias irracionales.

Veinte argumentos disparatados que usan los magufos para defender sus creencias. 

Por Jaime Noguera.  
Cooking Ideas.  


skeptic11.jpg
Pensamiento Crítico: Análisis de 20 argumentos y creencias irracionales

Las hordas magufas usa un tipo especial de razonamiento que, de primeras, puede chocar al ciudadano de a pie, afectar de forma negativa a su salud e incluso dejarlo listo de papeles.



Para intentar aprender algo más de esta misteriosa lógica hemos recurrido a dos expertos en la materia: Jorge J. Frías, vicepresidente de la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico y a David Silva Valerio autor del blog Skepticom.

Les he pedido a cada uno de ellos que me ayuden a configurar el mapa de los argumentos usados por los creyentes en pseudociencias y conspiranoías de todo pelaje y estos han sido los resultados de nuestra ardua investigación.

Jorge J. Frías dixit:


1. La ciencia no lo sabe todo

Efectivamente. A la ciencia lo que le gusta, realmente, es hacer preguntas bien formuladas, e intentar hallar respuestas con las herramientas del método científico. Lo interesante es que la ciencia es capaz de avanzar sin esas respuestas, e incluso modificándolas.
Ningún científico se sienta en su mesa y dice: “hoy voy a resolver este gran problema de la humanidad” Si lo que uno quiere son respuestas como el que mira las soluciones del crucigrama en la última página, lo tienes crudo con la ciencia. Es mejor probar con las creencias.

2. “A mí me funciona”

“Para conocer los efectos de un medicamento no basta con dar la medicación a los pacientes y ver cómo evolucionan. Se deben diseñar experimentos “doble ciego”, donde se debe analizar el efecto sobre personas sanas y enfermas, y donde ni siquiera los médicos saben si están administrando el compuesto o un simple placebo. Después, los resultados dirán si esa medicación hace algo más que si no tomáramos nada.
Frente a todo este gasto inútil está el “a mí me funciona”, que asegura la efectividad de cualquier potingue saltándose a la torera todos los – costosos – mecanismos de las farmacéuticas. Hay una versión aún más hilarante: El “a fulanito le funciona”; aunque al final, si indagas mucho, ni fulanito es el que tomaba el potingue, ni eso llegó a funcionar.”

3. “En YouTube hay un vídeo que lo explica todo”

Hay tres niveles de explicación por vídeo de magufadas. En primer lugar, las grabaciones borrosas, algo que sigue siendo posible aunque las cámaras de hoy día sean increíblemente buenas.
Luego están los vídeos con textos comic sans (es importante que sean de ese tipo de letra, en morado o rojo preferiblemente), y, como documento definitivo, está el “vídeo colgado en youtube”. Sobre todo, si pones la etiqueta “Zeitgeist”.
Y es que, ¿para qué esforzarse en hacer sesudos estudios cuando con un vídeo de cinco minutos puedes ventilarte el asunto?”

4. “Ya lo decían los antiguos”

“Esta afirmación tiene dos vertientes: la de personas que afirman que todo está en su libro sagrado (Biblia, Corán, etc), y la de personas que afirman que está en las escrituras sagradas de alguna civilización perdida (mayas, egipcios…). A ninguna de ellas tanta sabiduría les ha servido para evitar el fin de su civilización.”

5. “Lo natural es más sano”

“Está muy extendida la creencia de que la naturaleza está ahí para ayudarnos y servirnos. Es decir, los seres vivos se matan, comen, envenenan y parasitan, pero cuando llega el ser humano, dejan toda esa mala ostia y les da por producir únicamente cosas sanas ¡genial!”

6. “¿Qué mal puede hacer?”

¿Qué mal puede hacer reenviar una cadena, tomar una infusión de un yerbajo o realizar un ritual? Es algo que nos preguntamos cuando tenemos la oportunidad de realizar cosas aparentemente inocuas que nos venden como altamente beneficiosas. Sin embargo pueden tener efectos no deseados.
Hay incluso una web que se dedica a recopilar casos reales. En realidad, incorporamos a nuestro saber aquellas cosas que sí tienen un gran efecto aunque parezcan inocuas. Por ejemplo, lavarse las manos.”

7. “Todo es relativo (como decía Einstein…)”

” Einstein nunca dijo que “todo es relativo”. El relativismo filosófico pretende poner a la misma altura el conocimiento adquirido durante siglos de desarrollo científico con las ideas felices de ciertos filósofos. Sin embargo, nada tiene que ver una cosa con la otra. Ni siquiera lo pudo decir de forma literal en sus teorías, que precisamente postulan que la velocidad de la luz es absoluta, no relativa.”

8. “Tú no lo puedes entender”

“Un truco cuando no se es capaz de convencer al interlocutor es dejarlo “fuera” de la capacidad de entendimiento. Sin embargo, difícilmente se puede achacar a un científico, cuya misión es explicar de la mejor forma posible su trabajo, ya sea a otros colegas, ya sea en forma de divulgación.”

9. “Por culpa de la química estamos peor que antes”

“Está extendida la creencia de que hay cosas con química y cosas sin química. Eso es imposible. En este mundo nada escapa a las leyes de la química, y menos si pasa por nuestro estómago. O mejor dicho, por nuestra boca, pues la primera salivación ya tiene un significado químico.
De la misma forma que alguien que sufre un bombardeo no puede echar la culpa a la ley de la gravedad porque caigan bombas, no podemos echar la culpa a la química de los desmanes de los humanos.”

10. “Todas las opiniones valen lo mismo”

“Hay que diferenciar entre libertad de expresión y el respeto a que las personas puedan decir lo que quieran, y otra muy distinta que cualquier opinión sin fundamento tenga que ser tratada como la más versada. Si vamos al cine, está bien que todos opinemos sobre qué películas queremos ver, y qué nos ha parecido, porque nos amparamos en la libertad de expresión.
Pero eso no significa que tengamos que respetar las tonterías que pueda decir uno, como por ejemplo, que los actores son seres bajitos que viven en la pared del cine.
En la televisión se suele caer en ese error cuando se da el mismo tiempo a las posiciones crédulas y escéptica, a modo de falsa imparcialidad. Richard Dawkins explica muy bien por qué no debate con creacionistas.”

 11. “Hay una mano oculta”

“Lo sabe la CIA, lo sabe la NASA y el Vaticano. Los escépticos son como los cornudos, que parecen que son los últimos en enterarse del tema. En serio, ¿Cuánto cuesta mantener un secreto pequeño entre tus amistades? ¿Te imaginas lo difícil que es que tantas personas mantengan el secreto como si nada?”

David Silva Valerio.


En su blog Skepticon se define como Cientificista, acrofóbico, sicario de la CIA, adicto a los analgésicos y fan de Doraemon, es el creador de Escepticismo y Ateísmo: Proyecto Cordura.¡Vamos con sus argumentos magufos desmontados!

12. “Eres tan crédulo que solo te crees las versiones oficiales”

“En realidad no nos interesan las versiones oficiales ni tampoco las alternativas, lo que nos importa es la evidencia, las pruebas, lo tangible, nada más y nada menos.”

13. “Pareces demasiado preocupado por desmentir esto. Debes de estar a sueldo de […]”

“Los intereses de los escépticos están con los hechos, no con la defensa de corporaciones o empresas de las cuales, no obtenemos nada. Está bien cuestionar a las multinacionales, pero que una corporación o institución no sea del agrado de muchos o no les inspire confianza o simplemente esté de moda odiarla, no significa que estén ingresándome en una cuenta en Suiza todos los meses.”

14. “Ni tú ni yo estuvimos allí, así que nadie lo puede asegurar”

“Que no hayamos presenciado la construcción de las Pirámides no significa que no podamos tener certeza sobre lo que realmente sucedió. Para eso existen pruebas históricas, historiográficas, arqueológicas y un sinnúmero de documentos y evidencia que relatan lo ocurrido.
Quizá algunos hechos se distorsionen un poco con el paso del tiempo, pero eso no significa que todo lo que sabemos sobre la historia sea falso o que la historia en si sea un enigma indescifrable sobre el que nadie pueda dar fe.”

15. “¿Cómo sabes que esa evidencia es cierta o no?”

“Para desmontar una teoría de conspiración o una práctica pseudocientífica se recurre a muchas fuentes, experimentos, investigaciones y observaciones independientes. Ahora, si crees que miles de científicos, historiadores, investigadores y periodistas alrededor del mundo son parte de una conspiración que busca engañarnos, no hay mucho más que decir.”

16. “No necesito evidencia, todo el mundo sabe que (…)”

“Apelar al conocimiento popular es otra salida recurrente del maguferío internacional. Sin embargo los “todo el mundo sabe que…” o los “es evidente que…” no prueban absolutamente nada y es más, constituyen una conocida falacia lógica que a esta altura ya no es necesario explicar.”

17. “Bueno, al menos él propone algo ¿Y tú que propones por el bien de la humanidad?”

“Los seguidores de ciertos iluminados que prometen el paraíso suelen ocupar este argumento cuando quedan contra las cuerdas. Es una especie de falacia moralista que considera las “intenciones” como argumento suficiente para darle validez a una propuesta.
Un charlatán puede ser solo un ignorante con buenas intenciones o un estafador malintencionado, en cualquier caso una propuesta debe ser juzgada por su consistencia y resultados (o carencia de estos), no por sus intenciones.”

18. “Yo no estoy de acuerdo con esos estudios científicos, porque yo opino que (…)”

Cada quien es libre de creer lo que le venga en gana, siempre que entienda también que los hechos no son un asunto de opiniones sino de evidencia. Si lo que dicen los estudios no te convence, perfecto, reúne tu propia evidencia, escribe un paper y compártelo con la comunidad científica, ellos estarán felices de analizar tus pruebas.”

19. “Tal cosa era considerada imposible en el pasado, pero ahora es un hecho, por lo tanto lo que yo digo será posible en el futuro”
No se toma en cuenta que muchas cosas que se consideraron estúpidas en el pasado siguen siendo estúpidas ahora. Y segundo, que algo que actualmente es un hecho en la antigüedad fuese considerado una locura, no significa que todo lo que hoy consideramos inaplicable sea posible en el futuro.
Antiguamente habían muchos motivos para rechazar propuestas nuevas, entre ellas el limitado entendimiento sobre las leyes que rigen el universo o el sesgo impuesto por la religión que era mucho más dominante.”

20. “Eso es justamente lo que el gobierno te quiere hacer creer”

“Pensar que el gobierno, los medios de comunicación y las corporaciones forman una siniestra alianza con fines malévolos es una creencia muy propia de la mente conspiranoica.
Curiosamente estos individuos también creen que los planes complejos y ultra-secretos de esta elite superpoderosa son vulnerables a ser descifrados por cualquier “friki” que vive en el sótano de su madre y administra un blog esotérico.”

Con información de Escépticos, Skepticon, Las pseudociéncias ¡Vaya timo!, Octava Planta.

Jaime Noguera es un ex-magufo rehabilitado y el autor de la descacharrante novela España: Guerra Zombi.

Seguimos para bingo:


Por Invitado |
26.09.2015 | 09:22 h.

Sobre el autor:

Jaime Noguera
@Hachazoman
Escritor, Realizador,Social Media Manager, ahora luchando en la España Zombi.
goo.gl/Sr2vMX

Licencia:


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los posts, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0.

-----------------------

Fuente: Cooking Ideas 

Imagen: Skeptic (by Zlatko Kostic)

(Recuperado desde Bligoo.com, QEPD)