2017-01-20

Gestión del Talento: Ahora el Liderazgo Natural es el Liderazgo en Red.

El Liderazgo Natural es el Liderazgo en Red. 

Por Uxío Malvido. 

Diversidad Corporativa. 


network-leadership.jpg
Gestión del Talento: Ahora el Liderazgo Natural es el Liderazgo en Red
  
En esta eterna rueda que es la industria del liderazgo, lo último es volver a lo natural. Para la renovación de modelos y la generación de nuevos seminarios de desarrollo, se busca inspiración en la biología, la etología o la antropología.


Bienvenidos al planeta de los simios


Ya podemos empezar a revisar nuestros prejuicios hacia el “macho alfa” porque está de vuelta. Sin embargo, la primatología se encarga de ponerlo en su justo sitio. En realidad, no se trata de revalorizar el modelo de “líder dominante” sino de apoyarse en el reino animal para ilustrar el carácter situacional del liderazgo.

Entre los grandes simios, los líderes prestan especial atención a asegurar el interés colectivo como una forma de mantener a sus seguidores. Además se encargan de establecer alianzas y resolver conflictos en el grupo. Todo un liderazgo de lujo.

Transmitir seguridad y generar confianza con los caballos


La naturaleza relacional y emocional del liderazgo no es algo nuevo. El artículo académico “Who will lead and who will follow?” desgrana con mucho detalle como el desarrollo del liderazgo es un proceso de construcción social de una nueva identidad.

La persona que pretende adoptar un papel de liderazgo emite señales que los demás refuerzan o debilitan, conforme a dos posibles modelos: liderazgo jerárquico (suma cero) o liderazgo compartido (roles cambiantes en función de la situación).

En esa construcción paulatina de la nueva identidad como líder hay un componente emocional esencial vinculado a la seguridad en uno mismo durante las interacciones con los demás. Los seminarios de liderazgo con caballos buscan desarrollar ese aprendizaje emocional en dos etapas.

En primer lugar, se busca que los participantes aprendan a ser aceptados en una “manada” y después que aprendan a asumir un rol de liderazgo que genere confianza. De forma vivencial los participantes descubren que la fuerza bruta y la dominación son de poca utilidad en el mundo equino y que, en cambio, la clave reside en la sutileza, la influencia y la confianza en uno mismo.

La emergencia del liderazgo en red


Los modelos naturales refuerzan la noción del liderazgo como proceso de influencia y contribuyen a la emergencia del ”liderazgo en red”. Este concepto ha saltado desde los blogs a la corriente mainstreaming del management y de los recursos humanos. Prueba de ello es que el Corporate Executive Board (CEB) ha titulado su guía-recomendación para 2014 “The Rise of the Network Leader“.

Tradicionalmente se hablaba de líderes transaccionales (o gerentes) y líderes transformadores, para ilustrar las dos funciones fundamentales del liderazgo. Ahora la propuesta es añadir una tercera función, el liderazgo en red, para reflejar la nueva realidad del mundo del trabajo.

A medida que se asienta una economía basada en el conocimiento, la interdependencia y la necesidad de colaboración, dentro y fuera de la empresa, crece de forma exponencial. La mejora de los resultados empresariales pasa no sólo por una mejora del desempeño individual de cada empleado sino por una mejora efectiva de su funcionamiento en red, ya que los objetivos de unos y otros están cada vez más en relación.

Por lo tanto, es labor esencial de los nuevos líderes facilitar el establecimiento de las conexiones adecuadas entre sus equipos y el resto de la organización y hacer los reajustes oportunos ante los continuos cambios organizativos.

Al igual que ocurre con el desarrollo de líderes globales, las habilidades de influencia pasan a jugar un papel central en las prácticas de Gestión del Talento.

En concreto, es necesario incluir en los objetivos individuales la expectativa de colaboración con los demás, ofrecer más oportunidades de desarrollo en red, a través de proyectos multidisciplinares, y también sensibilizar y formar sobre lo que significa ser un líder efectivo en la actualidad (la cosa no va de “mandar”).

Por último, el nuevo liderazgo en red demanda de los departamentos de Recursos Humanos una gestión diferente de los planes de sucesión. Los planes lineales en los que se elaboran listas de potenciales candidatos para ocupar un puesto determinado son cada vez de menor utilidad.

Según el estudio de CEB ya mencionado, hasta un tercio de los puestos de liderazgo actuales son de nueva creación y por lo tanto no tenían plan de sucesión previo. Además muchos de los puestos de liderazgo ya existentes sufren modificaciones sustanciales dejando caducos los planes de sucesión lineales.

En su lugar, es preferible crear un “pool” de líderes que podrían ocupar distintas posiciones, al estilo de nodos de esa gran red en la que se está convirtiendo la empresa en el siglo XXI.

Publicado en 13 / enero / 2014 de Uxío Malvido

Relacionados:


Acerca de Uxío Malvido:

Spanish; based in Paris; working across Europe on Diversity and Inclusion issues.
Ver todas las entradas por Uxío Malvido →

Licencia:

Creative Commons License
This obra by Uxío Malvido is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.

--------------------------------

Fuente: Diversidad Corporativa 
Imagen:  Network leadership  
2014.01.17
..    
Del mismo autor: 
Uxío Malvido:
  
Artículos relacionados: