2016-06-21

Cinco tipos de creatividad que puedes fomentar entre tus alumnos.

5 Tipos de creatividad que puedes fomentar entre tus alumnos. 

Por Santiago Moll. 

Justifica tu Respuesta. 


creatividad
Cinco tipos de creatividad que puedes fomentar entre tus alumnos

Las escuelas matan la creatividad. Esta es, sin duda, una de las frases más conocidas del educador Ken Robinson. ¿Y por qué la escuela del siglo XXI se ha distanciado tanto de lo creativo en sus aulas?


La respuesta no es fácil, pero creo que una de las razones de más peso es que como docente nadie te ha enseñado a fomentar y estimular la creatividad entre tus alumnos. Para Ken Robinson la creatividad es la imaginación aplicada. ¿Qué significa esto? Pues que ser creativos pasa por ser activos y saber hacer conexiones.

De ahí que en el artículo de hoy tenga la intención de darte a conocer cómo puedes enseñar a tus alumnos a potenciar su creatividad. Para ello me serviré de los 5 tipos de creatividad formulados por el profesor e investigador Jeff DeGraff, quien afirma que todos las personas son creativas, pero lo son de distinta manera e intensidad.

¿Preparado para conocer los 5 tipos de creatividad? Si es así te invito a que sigas leyendo el resto del artículo.

5 Tipos de creatividad que como docente puedes enseñar a tus alumnos.


1. Creatividad mimética.


Este tipo se centra principalmente en copiar, en imitar, en reproducir algo exactamente igual. Es el tipo de creatividad menos elaborada y más básica, ya que incluso algunos animales son capaces de desarrollarla.

Desde el punto de vista educativo, la creatividad mimética se centra en tomar una idea de una asignatura y darle una aplicación en otra signatura. Es la creatividad que requiere un menor esfuerzo.

2. Creatividad analógica.


Requiere una complejidad mayor que la mimética porque la analogía busca conectar cualidades semejantes en seres, objetos, imágenes… diferentes. Lo importante de la creatividad analógica es que el alumno se sirve de lo que sabe para comprender, relacionar, conectar aquello que desconoce.

Sin duda se trata de un paso significativo con respecto a la mimética. Un claro ejemplo de creatividad analógica está en figuras retóricas como la comparación, la imagen o la metáfora. Si quieres saber cuál es la diferencia entre ellas te recomiendo la lectura del artículo titulado Cómo diferenciar entre una comparación, una imagen y una metáfora.

3. Creatividad bisociativa.


Se da cuando se unen dos ideas distintas para crear un nuevo resultado, para crear una nueva idea, producto u objeto, por ejemplo. Es importante, al respecto, diferenciar entre la asociación y la bisociación, porque en la asociación hay una cercanía o conexión entre dos ideas, algo que no sucede en la creatividad bisociativa.

La bisociación se podría representar así: A + B = C. Un ejemplo de creatividad bisociativa sería unir la psicología (A) y la informática (B) para obtener la inteligencia emocional (C).

Es muy válida para asignaturas con un marcado carácter manipulativo. Sin duda, se trata de un tipo de creatividad que implica una cierta complejidad y que debe seguir lo que se denomina la dinámica de las 3 F:

  • Fluidez: Lo que se pretende es tener el mayor número de ideas posible y que dichas ideas estén muy alejadas entre sí, es decir, que no haya ningún tipo de conexión aparente.
  • Flexibilidad. Lo que se busca es tener una idea y que dicha idea pueda estar relacionada con otra idea que dé como resultado un nuevo producto. La flexibilidad tiene como finalidad situar la idea el en lugar adecuado para producir un objeto totalmente nuevo.
  • Flujo. Para ser creativos hay que ser activos. Pero aún siendo activo, hay que saber encontrar puntos de concentración y de reflexión que permitan visualizar los nuevos productos fruto de dos ideas totalmente inconexas.

4. Creatividad narrativa.


Es común en las áreas de lengua. Tiene como objeto, en palabras de Jeff DeGraff, reflejar la capacidad de crear historias. ¿Cómo? Pues mediante la conexión de los elementos que componen una narración como son los personajes, las acciones, el lugar y el tiempo, junto con la descripción y el diálogo y aspectos gramaticales propios de un texto narrativo.

Al día de hoy se utiliza mucho en publicidad, ya que los anuncios con una estructura narrativa tienen un alto valor emocional.

5. Creatividad intuitiva.


Posiblemente sea la más compleja porque tiene que ver con el hecho de que se es capaz de crear una idea en la mente sin que se tenga ninguna imagen prefijada. Por tanto, requiere de por sí un alto poder de abstracción.

Jeff DeGraff hace alusión a este tipo haciendo hincapié en disciplinas como el yoga o la meditación, ya que te permiten vaciar tu mente y aflorar tu conciencia. Otro valor intrínseco es la enorme capacidad para la resolución de problemas, es decir, parte de la confianza de que todo problema tiene una posible solución.

Estos son los 5 tipos que he querido darte a conocer. Ahora te toca a ti ver cuál o cuáles son las más adecuadas para tu materia y conocimientos. Sin duda, se trata de todo un reto para cualquier docente. Acabaré con una cita de Barthold Georg que reza así:

Es mejor crear que aprender. Crear es la verdadera esencia de la vida

Escrito por Santiago Moll
23/07/2014.

Santiago Moll

Firme defensor de la educación inclusiva, apasionado de las nuevas tecnologías y un enamorado de la educación emocional. Profesor de secundaria, formador presencial y online y blogger autor de 'Justifica tu respuesta'.

Licencia:

El blog Justifica tu respuesta usa la Licencia Creative Commons. Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported (CC BY-SA 3.0). Usted es libre de:
- Compartir -copiar y redistribuir el material en cualquier medio o formato
- Adaptar -remezclar, transformar y crear a partir del material para cualquier finalidad, incluso comercial.
- El licenciador no puede revocar estas libertades mientras cumpla con los términos de la licencia.

--------------------------

Fuente: Justifica tu Respuesta 

Imagen: Creative team


Del mismo autor:

Santiago Moll Vaquer:

Artículos relacionados: