2016-07-05

Cómo innovar considerando las limitaciones y ventajas del capital social.

El capital social en la innovación.  

Por Paco Corma. 

PacoCormaBlog. 


stakeholders, innovacion, capital social
Cómo innovar considerando las limitaciones y ventajas del capital social

En este mundo global las empresas operan en un ambiente abierto y necesitan acceder al conocimiento externo, al capital social, por medio de vínculos con otras organizaciones.


Esos vínculos es lo que denominamos Capital Social y es precisamente la naturaleza de los mismos y de los actores intervinientes la que determina sus beneficios o restricciones. De ahí que debamos analizar la influencia del capital social en la innovación.

A pesar de ser un mundo global, la proximidad física o geográfica (incluso la virtual) entre las personas y las organizaciones condiciona las relaciones entre ellas. La innovación no es ajena a este fenómeno y hablamos habitualmente de Open Innovation cuando nos referimos a una determinada forma de entender estas relaciones.

En definitiva, la innovación puede verse favorecida o frenada en base a dichas relaciones y de ahí que sea importante analizar la relación e influencia del capital social en la innovación, máxime si lo consideramos como un recurso que se deriva de las mencionadas relaciones.

Las dimensiones del capital social


Para aproximarnos a dicha relación partimos de la bibliografía que identifica tres dimensiones del capital social:

  • Estructural: La interacción social para conseguir ventajas.
  • Relacional: Los activos en los que se basa la relación (la confianza).
  • Cognitiva: Una forma común de entender los objetivos globales y formas de conseguirlos.

El fenómeno se observa especialmente en los Distritos Industriales que se configuran alrededor de las empresas, instituciones académicas, mercados de proximidad e instituciones políticas. Lo conforman numerosas empresas (habitualmente pequeñas) de actividad relacionada y en un área geográfica delimitada. La confianza está, casi siempre, basada en una cultura compartida.

Así pues, se distinguen tres elementos que se combinan:


  • Cultura industrial.

El intercambio de conocimiento y sus limitaciones


En estos ambientes (asimilables a Clústers) es donde se producen los intercambios, donde se hace realidad el capital social en la innovación mediante:

  • Intercambio de Conocimiento Tácito: Se produce trasvase entre las personas de las empresas, proveedores y competidores por medio de sus personas.
  • Intercambio de Información y habilidades: Se genera un movimiento que favorece la innovación incremental (fundamentalmente):

  • Visión compartida de la globalidad de la cadena de valor por parte de las personas que intercambian conocimiento.
  • Partir de una base inicial de conocimientos y habilidades que favorecen la aparición de mejoras e innovaciones incrementales.

Pero también producen limitaciones fruto de estas relaciones y cultura homogénea:

  • La inercia que las propias relaciones y cultura común generan. Son muchas las personas y los foros de intercambio para producir agilidad creativa.
  • La facilidad de intercambio de conocimiento puede dar lugar a filtraciones indeseadas de información privilegiada de cada actor.
  • La dificultad de generar relaciones internas estables cuando existen ofertas de subcontratación más ventajosas fruto de la globalización.

Las ventajas del capital social en la innovación 


Así pues, el capital social en la innovación genera una serie de ventajas que, en determinadas situaciones puede revertir en dificultades:

  • La generación y circulación de conocimiento.
  • La generación y circulación de información.
  • Las ventajas de la proximidad para añadir valor a toda la cadena.
  • La facilidad del control en los intercambios directos.
  • Las ventajas derivadas de la estabilidad en las relaciones entre los actores.

Todas ellas tienen la doble cara de resultar ventajosas y, al mismo tiempo, convertirse en barreras provocadas por el capital social en la innovación.

En cualquiera de ellas resulta evidente que una buena gestión del capital social puede redundar en una ventaja clara y considerable para el fenómeno innovador, para favorecer la actividad innovadora de las empresas del distrito y para optimizar el proceso de innovación particular… siempre considerando las derivaciones limitantes o negativas del mismo.

A la vista de todo ello se hace necesario estudiar, analizar y explotar el capital social en la innovación.

¿Has analizado el capital social de tu organización?
¿Conoces el capital social del entorno de tu organización?

Quizás te interese

por Paco Corma
31/05/2016

Paco Corma Canós

Innovación y Gestión.
    Valencia y alrededores, España.
    Consultoría de estrategia y operaciones.
Actual: www.pacocorma.com, QPT S.L., Club de Excelencia en Gestión.
Anterior: Universitat Jaume I de Castellón, Grupo Uralita.
Educación: Universitat Jaume I.
https://es.linkedin.com/in/pacocorma

@ PACO CORMA BLOG 2015

------------------------

Fuente: PacoCormaBlog 

Imagen: Stakeholder commitment


Artículos relacionados: