2016-08-01

Los 10 mandamientos de la innovación social para emprendedores.

Los 10 mandamientos de la innovación social. 

Por Juan Pastor Bustamante. 

Repensadores. 


innovacion social
Los 10 mandamientos de la innovación social para emprendedores

La innovación se agudiza en entornos donde la limitación de recursos y medios es importante y donde existe poco poder adquisitivo. Por eso la innovación social constituye un esfuerzo enorme de creatividad. Un empeño que exige asumir y tratar de cumplir con algunas “leyes” que harán de la aventura de emprender en innovación social un ejercicio menos arriesgado: los 10 mandamientos de la innovación social.


1. Respetarás el dinero.


Está claro que en un proyecto de innovación social, o en una empresa social, la misión o el propósito son de suma importancia. Es el corazón del negocio, su por qué. Pero no subestimes la cuestión de la financiación ni des por hecho que el dinero llegará. Aunque sea innovación social, ha de ser activa e independiente. Y en el escenario actual, sus promotores han de ser lo más innovadores posible también en la búsqueda de financiación.

Encontrarás en otras entradas de este blog recursos sobre modelos de negocio con un componente social. Además, The Young Foundation, todo un referente en innovación social, ha publicado un amplio documento titulado “Financing Social Impact Funding social innovation in Europe – mapping the way forward en el que puedes apoyarte.

2. Amarás la estrategia sobre todas las cosas.


Nunca pierdas la motivación social que te llevó a emprender tu iniciativa innovadora, intégrala en tu modelo de negocio, pero no dejes que te ciegue. En otras palabras, no dejes que la emoción de dirigir una empresa social se convierta en el sustituto de una sólida estrategia cuidadosamente pensada y sopesada. Sé paciente. No te extralimites. Y procura mantener el foco.

3. Santificarás la calidad.


El mundo actual es muy competitivo y los estándares son ahora más elevados y exigentes que nunca. Cuando algo se diseña de forma pobre o con escasa calidad, los usuarios lo notan. No importa lo encomiable y ética que sea tu propuesta innovadora, si el producto o servicio que quieres prestar es deficiente, no tendrás mucho qué hacer. En cualquier caso, actúa con principios lean. No cojas atajos.

Recuerda la máxima de Willian A. Foster “La calidad nunca es un accidente, siempre resulta de cuatro cosas: intención, esfuerzo sincero, dirección inteligente y ejecución con talento”.

4. No complicarás las cosas.


Gestionar un proyecto socialmente innovador es una tarea compleja de por sí, ya que obliga a combinar la perspectiva empresarial con la actitud de un proveedor de servicios sociales. Un tema espinoso. Como resultado, cuando más multifacético y complicado sea el proyecto, más probabilidades hay de que salga mal.

Las dificultades innecesarias no son buenas para tu estrés ni para tu productividad y puede que incluso haga más penosa la obtención de capital y la implicación de inversores. Para aumentar tus posibilidades de éxito, deshazte de lo complicado, simplificando al máximo el modelo de negocio y los procesos.

5. No comprometerás tu integridad.


La palabra integridad significa cosas diferentes para cada persona en situaciones distintas. Así que se trata de que hagas lo que necesites hacer para que tu empresa de innovación social sea un éxito. Aprende a decir “no”. Sin olvidar que hacerlo exigirá ser sensato, considerado e intuitivo. Sé pragmático. Conoce cuáles son los límites de tu misión social. Aprende a estar cómodo en situaciones incómodas. Y haz caso a tu instinto.

6. Hónrate a ti mismo.


Reconoce y acepta que todos tenemos fortalezas y debilidades, y que nadie puede hacer algo grande en solitario. Identifica cuáles son tus habilidades naturales, así como las cosas que te disgustan, y trata de sortearlas.

7. Conseguirás apoyos.


Entender y asumir de forma realista cuáles son esas fortalezas y debilidades que te caracterizan te pondrá en una buena posición para cubrir esas lagunas a la hora de crear tu empresa. No nos referimos sólo a formar tu equipo más próximo: voluntarios, empleados y mentores.

Significa también aprovechar tus redes, identificando y participando en una comunidad más grande. El trabajo en red y establecer conexiones no es siempre fácil, pero salir de tu zona de confort te abrirá oportunidades inesperadas, tanto en lo personal como en lo profesional.

8. Cultivarás una relación saludable con tu emprendimiento.


Como todas las grandes aventuras, una iniciativa de innovación social te cambiará la vida. Cuando la situación sea pedregosa, y puedas oler el aroma de la fatiga profesional (e inevitablemente en algún momento lo será), no olvides por qué motivo decidiste embarcarte en esa aventura.

Cultiva tu relación con la empresa como lo harías con cualquier otra relación. Céntrate en mantener la inspiración, escucha y da poder a tus empleados, y aborda los problemas de frente.

9. No dejarás de cuidarte a ti mismo.


Empezar y gestionar una iniciativa socialmente innovadora es una aventura muy apasionante. Pero también, como cualquier otra empresa, rara vez es un camino de rosas.

Sin una buena autodisciplina para cuidar tu recurso más preciado (la salud física y mental), empezarás a sentirte exhausto, seco desde el punto de vista de la creatividad, estresado y nada eficaz. Sacrificar tu salud personal en aras de tu empresa innovadora es la mejor manera de terminar en fracaso. Dalo todo por ella, pero no exageres.

10. Aprenderás a bailar sobre la cuerda floja.


La innovación, sea social o de otro tipo, implica riesgo y que las cosas no vayan como estaba previsto. Los mejores emprendedores tienen la habilidad de ser flexibles, adaptarse a circunstancias cambiantes y encontrar la manera de alcanzar sus metas.

Los emprendedores sociales han de ser capaces de gestionar polaridades: estrategia y pasión, grandes sueños y rutina diaria, mantenerse informado de tendencias y gestión financiera, perfección y productividad.

Si necesitas ayuda para cumplir estos 10 mandamientos de la innovación social, consulta nuestros servicios, entre los que están el fomento del emprendimiento innovador y la asesoría en el diseño de modelos de negocio innovadores. ¡Gracias por tu atención!

Juan Pastor Bustamante
15 Abr 2016

Juan Pastor Bustamante (CEO)

Más de 15 años de experiencia en el mundo de la creatividad e innovación. Ha trabajado en la empresa privada, la administración pública y el tercer sector. Siempre en puestos directivos, ha liderado y facilitado equipos para la puesta en marcha de organizaciones, productos, servicios y desarrollo territorial.
Licenciado en Ciencias de la Educación por la Universidad Complutense de Madrid.
Ha publicado con la editorial ICEX el libro ”Creatividad e innovación: factores clave para la gestión e internacionalización”.
Juan Pastor Bustamante:
CEO Repensadores S.L.
 Madrid y alrededores, España.
 Consultoría de estrategia y operaciones.
Actual: Repensadores S.L, Escuela de Organización Industrial EOI, Asociación para la Creatividad.
Anterior: Universidad Politécnica de Madrid, Barrabes.Biz, Fomento de Iniciativa Joven (Presidencia Junta de Extremadura).
Educación: Universidad Complutense de Madrid.
es.linkedin.com/in/Juanpastorbustamante

Licencia:
No especificada.

---------------------------

Fuente: Repensadores 

Imagen: Collective entrepreneurship


Del mismo autor:

Juan Pastor Bustamante:

Artículos relacionados: