2017-05-29

Desde la sociología II: Cómo son las redes sociales digitales.

Las redes sociales digitales.  

Por Juan Carlos Barajas Martínez.  

Sociología Divertida. 

socialmedia-pm.jpg
Desde la sociología II: Cómo son las redes sociales digitales
Segundo artículo sobre las redes sociales, trata sobre las redes sociales y la tecnología, las redes sociales digitales y se echa un vistazo a la estructura relacional y la filosofía de las más conocidas. Se recomienda, para fijar los conceptos sociológicos de grupo y red social, leer el primer artículo sobre las redes sociales


Así como el cerebro puede hacer cosas que ninguna
neurona consigue por si sola, las redes sociales
logran lo que una persona no puede hacer en solitario.
James Fowler (politólogo norteamericano
especialista en redes sociales)

Primero que nada habría que realizar una aclaración. Dado que se usa el término “red social” tanto en el ámbito de la sociología como en el ámbito de la tecnología y, dado que no son lo mismo, unas son estructuras sociales formadas por personas y las otras son herramientas tecnológicas que sirven de soporte a las primeras y, como en este artículo pretendo relacionar ambas, necesito distinguirlas de alguna manera.

A las primeras, las redes sociales definidas en la sociología las llamaremos redes sociales reales y a las herramientas, redes sociales digitales, en alusión a que, al fin y al cabo, son programas de ordenador.

Sociedad, redes sociales y tecnología


Como hemos podido observar a lo largo del artículo anterior, las redes sociales existían mucho antes de que se desarrollara la tecnología que ha permitido construir una red de ámbito mundial como es Internet, lo que se ha venido en llamar la sociedad de la información o Castells denomina, en la parte tecnológica del fenómeno, informacionalismo. Se habla tanto de las redes sociales digitales en Internet que parece que ha sido el advenimiento de estas aplicaciones las que han provocado el nacimiento de las redes sociales.

Por tanto a lo largo de la historia han existido grupos sociales y redes sociales acordes con la idiosincrasia de la sociedad en la que se desarrollaron y la información se desplazaba a través de ellas de manera acorde con la tecnología que esa sociedad poseía.

En la antigüedad se comunicaban mediante relaciones cara a cara, o bien - después de la invención de la escritura, del papel y de la imprenta -, por la comunicación escrita, cartas o documentos. Y estas formas de comunicación estuvieron vigentes sin competencia hasta la segunda mitad del siglo XIX, momento histórico en el que se inventa el teléfono.

El teléfono añadió inmediatez, rapidez y tuvo un efecto multiplicador en las redes sociales, facilitando las comunicaciones, pero no supuso una merma efectiva en el uso de la comunicación escrita.

Fue a finales del siglo pasado, con el desarrollo de Internet y de otras redes de comunicación como la telefonía móvil, cuando la comunicación escrita ha sufrido una pérdida radical de importancia. Hoy casi nadie escribe una carta, aunque si sigue existiendo una tendencia e inercia al uso del papel escrito como garante documental.

Las redes sociales se beneficiaron y se benefician del invento del correo electrónico y de los servicios de mensajería electrónica como SMS. Cuando yo era joven había una canción muy de moda que se titulaba “el vídeo mató a la estrella de la radio” creo que la tocaba un conjunto que se llamaba “Buggles”, pues parafraseando dicho título, podemos afirmar que el correo electrónico mató a la estrella de la carta. Ahora hay signos que predicen el fin del correo electrónico pero eso lo veremos en un futuro próximo.

En cuanto al poder de difusión de los SMS – o el más moderno “WhatsApp” - está más que demostrado, se ha podido constatar un poder de convocatoria impresionante en tiempos históricos recientes mediante la fórmula del “pásalo”.

Pero ha sido el desarrollo de las redes sociales digitales cuando se ha dispuesto de herramientas específicas para dar soporte a las redes sociales reales. Hasta ese momento, la correspondencia escrita, el teléfono, el correo electrónico, la mensajería instantánea y las demás herramientas eran tecnologías que permitían una mejora en la comunicación e intercambio de información entre las personas, pero no eran herramientas específicas que permitieran la constitución de una red social.

Las redes sociales digitales sí lo permiten, están pensadas para ello y han creado un mercado nuevo a partir de las formas sociales preexistentes. Son, por tanto, una novedad tecnológica y una novedad social.

Las redes sociales digitales y otros productos de Internet han surgido dentro de un movimiento más amplio de productos de software que se ha venido en llamar la “Web 2.0”(1). No se trata de una tecnología concreta sino de un cambio de paradigma en los programas que usan Internet como plataforma.

A mediados de la pasada década los programas en Internet pasaron de ser “estáticos”, es decir, dicho de un modo sencillo, el usuario pasó de ser un sujeto paciente que era mero espectador de lo que se le ofrecía en la Red a ser el verdadero protagonista de los servicios que se le ofrecen. Colaborando, calificando, actuando sobre los datos que se manejan.

Esta nueva ola de productos de Internet la forman, entre otras herramientas, los blogs, las wikis, las redes sociales digitales, la sindicación o redifusión de contenidos (2), los servicios de compartición de contenidos multimedia, los “podcasts”(3), el “cloud computing”(4), y muchas aplicaciones más.

Si a todas estas tecnologías le sumamos el desarrollo de los dispositivos móviles sobre todo los móviles inteligentes o “smartphones” y las “tablets” o, como dicen de forma más purista en Latinoamérica, las "tabletas" – que permiten estar conectados permanentemente a Internet estés donde estés – completamos el panorama actual que ha dado el sustrato tecnológico sobre el que se ha producido el extraordinario desarrollo de las redes sociales digitales.

Llegados a este punto vamos a hacer una breve descripción de la estructura del soporte que tecnologías de redes sociales desarrolladas en Internet ofrecen a los usuarios para crear redes sociales reales. Vamos a estudiar los casos de Facebook, Linkedin, Twitter y Google+, sin entrar en detalle en su manejo o características o sus intenciones de negocio lo que nos llevaría casi un libro y tampoco es que pretenda hacer un manual de usuario, nos quedaremos con su estructura o, si queréis, con su filosofía.

Facebook


El tipo de relación que propone es la amistad. Es una relación biunívoca, ser amigo de alguien implica que ese alguien es también amigo tuyo. En el grafo de la figura, que representa la estructura de la red Facebook, he representado esta característica con un arco que acaba en flecha en ambos lados.


Red social de amistades en Facebook. Por ejemplo amigos de D ={A, C, E, G} 

Cuando uno es amigo compartes información, fotos, videos y tienen acceso a lo que se denomina el muro – aunque este término parece que está perdiendo fuelle y no se habla tanto de él -. En el muro puedes publicar mensajes a los que tienen acceso por defecto los amigos aunque puedes ampliar el ámbito de publicación a todo el mundo.

Lo curioso de facebook es que puedes calificar todas las aportaciones de tus amigos mediante la función “me gusta”. Esto incentiva la participación de los usuarios. Además del “me gusta” existe la posibilidad de comentar las aportaciones y quedan visibles para el resto de amigos. Este un mecanismo muy potente para incentivar la participación de la gente en la red.

En facebook se puede construir grupos – que podrían dar soporte a un grupo social – pero en la mayoría de los casos se queda en agrupaciones abiertas que comparten algún tema en común, por lo general de materia informal. Muchos de los nombres de los grupos de Facebook son realmente graciosos y se ha construido un microcosmos en torno a dichos nombres en el que se compite por la creación del grupo más original y de nombre más hilarante.

En facebook se pueden construir páginas, parecidas a las páginas Web tradicionales sólo que incrustadas en la estructura general de facebook. Estas páginas están más pensadas para actividades temáticas, más concretas, que se pueden promocionar y parecen más adaptadas a actividades empresariales.

La longitud en caracteres de un mensaje-tipo en facebook es de 450 caracteres por defecto, aunque ampliables, lo que permite una comunicación extensa.

Desde un punto de vista sociológico con la red social digital facebook se pueden crear tanto grupos como redes sociales. La filosofía y el carácter de facebook lleva a que este tipo de redes sociales reales que se crean sean de tipo informal y lúdico. Las funciones de búsqueda de amigos, incluso el propio programa propone candidatos a amigos, son un incentivo más para la participación en la red social real que se va creando en torno a nosotros, permitiendo recuperar amigos cuya relación había quedado cortada o aletargada.

LinkedIn


La red Linkedin es muy semejante en su estructura y filosofía a facebook. Comparten el tipo de relación biunívoca, aunque la relación aquí se denomina “contacto”. La principal diferencia es que mientras facebook esta orientada a una actividad informal y lúdica, Linkedin está orientada a una actividad profesional o de negocio.

Linkedin ofrece oportunidades de relación entre profesionales con el fin de promover relaciones de trabajo. Se usa mucho para darse a conocer como profesional y aumentar las posibilidades de encontrar un trabajo, Linkedin ofrece la posibilidad de publicar un curriculum vitae completo y tenerlo visible ante miles de contactos. Y también la usan las empresas para difundir información acerca de ellas mismas y sus productos y extender sus posibilidades de negocio. Linkedin también permite la creación y la participación en grupos de trabajo en los que se discuten acerca de temas de interés a los miembros del grupo.

Las funciones de búsqueda de contactos son muy potentes y el programa propone candidatos automáticamente. También proporciona información acerca del grado de separación - al modo de la teoría de los seis grados de separación - que tienes con otros usuarios de la red, al menos hasta el tercer grado de separación y te informa de los contactos que están entre medias.

Por cierto según las investigaciones de James Fowler, experto norteamericano en la investigación de redes sociales, la influencia social a lo largo de la red se desplaza hasta el tercer grado de separación. Así que no creo que sea casualidad que Linkedin haya utilizado este valor.

Desde un punto de vista sociológico Linkedin permite la construcción de grupos y redes sociales. La finalidad de la red social es muy concreta: la actividad profesional. Las funciones que aporta a sus usuarios en este campo son un gran incentivo para la participación en la red.

Twitter


Y llegamos a la que quizás sea la red social digital más particular tanto por la estructura de la relación que soporta, “seguir a”, como por la longitud del mensaje, 140 caracteres. Ambas características le hacen ser muy especial.

El tipo de relación “seguir a” es unívoca, tiene un único sentido como indica el grafo adjunto. Para que se dé una relación biunívoca ambos usuarios deben seguirse mutuamente. Y, al contrario de lo que ocurre con Facebook en el que ambos “amigos” tienen que autorizar la relación, uno propone y el otro acepta, en el caso de twitter todos somos soberanos para decidir a quién seguimos. Lo que da origen a toda una política de relaciones con el fin de conseguir el máximo número de seguidores.


Relación "seguir a" en Twitter. La relación "seguir A" es unívoca, va en una única dirección.

La longitud tan corta del mensaje – denominado en el argot de la red “tweet”, yo prefiero escribir “tuit” -, igual que la de los SMS de la telefonía móvil, hace que se tenga que ser especialmente directo en la redacción de los mismos. Hay que decir mucho en poco espacio para que tengas éxito. Esta estructura está muy integrada en los tiempos en que vivimos de eslóganes publicitarios y en el que el tiempo es oro, de manera que todos somos bastante enemigos de la literatura extensa.

La primera consecuencia es que se redactan aforismos cortos y modernos, directos, algunos auténticas obras maestras de concisión y significado. La segunda consecuencia es que, al igual que pasa con los SMS, el lenguaje se moldea, se abrevia, se simplifica de manera anárquica para cumplir con el requisito de los 140 caracteres, y esto no gusta a todo el mundo claro. Normalmente son los jóvenes los que dominan esta neolengua y hace que los adultos nos preocupemos por su alfabetización.

A estas dos características, tipo de relación y longitud del mensaje, se une una tercera que son los “hashtag” o etiquetas que van precedidas del carácter especial “#”. El “hashtag” permite a los usuarios crear temas de discusión de manera muy rápida y eficaz.

Por ejemplo, un usuario escribe “estoy harto de trabajar #OdioMiTrabajo”, este usuario está creando un tema de discusión que se denomina #OdioMiTrabajo, si otros usuarios les hace gracia y se apuntan al tema de discusión poniendo en sus mensajes el mismo “hashtag” acabará apareciendo en las estadísticas de la red y el propio programa lo pondrá en un cuadro de honor de “temas del momento” o “trending topics”, con lo cual más gente lo verá y más gente lo usará animada por el éxito.

Estas características hacen que la red Twitter, más que una red social, sea una red de difusión de ideas, de hecho, la Wikipedia la define como “microblogging”. Si a todo esto le sumamos el mecanismo de “Retweet” o “retuit”, por el que un seguidor puede volver a “tuitear” un mensaje a sus propios seguidores, este sentido de difusión se multiplica hasta alcanzar lo que se ha venido en llamar difusión o marketing viral(5).


Difusión de información por retuit (RT).

Curiosamente aunque sean los muchos niveles de separación a lo largo de la red que tenga la difusión de un retuit, siempre hace referencia al origen del mensaje, al tuitero que lo escribió, no a los nodos intermedios por lo que ha pasado. El retuit es un éxito para el que escribió el tuit original pero también es mayor la responsabilidad.

En una difusión tipo "pasalo" de SMS o de "Whatsapp" la autoría, y por tanto la responsabilidad del mensaje, se diluye según se va distribuyendo; en cambio, con un retuit los nodos intermedios no quedan reflejados en ninguna parte con lo que la responsabilidad sigue siendo del autor del tuit original.

Los tuits son de diverso tipo. Hay tuiteros que manifiestan una necesidad un poco exhibicionista por expresar qué están haciendo, dónde están o lo maravillosa que es la puesta de sol que en ese momento están admirando desde el incomparable marco de una playa caribeña. Otros son conversaciones entre uno o varios tuiteros. Hay quien envía mensajes de autopromoción o de marketing.

Otros comentan noticias o las difunden a una velocidad de vértigo, los propios medios de comunicación disponen de métodos de conexión con Twitter para publicar noticias. A veces lo que hacen los tuiteros me recuerda a lo que hacían antes los radioaficionados dando noticias en situaciones de emergencia como aquel tuitero de Lorca durante el terremoto. Otros expresan opiniones o hacen comunicados.

De esta forma Twitter esta presente en los acontecimientos políticos y sociales, condenando o aclamando actitudes o acciones de políticos, artistas, gobiernos u oposiciones. Un tuit inconveniente o impopular puede provocar una reacción en cadena en contra en pocos minutos.

Durante la crisis de Egipto, un cantante español hizo un comentario poco afortunado en la red, veinte minutos después estaba en la primera página de la versión digital de El País, no es una exageración, yo fui testigo. Es por esta razón por la que se están creando un nuevo tipo de consultores o asesores para que personalidades o instituciones no metan la pata en estos menesteres.

En la misma línea, está naciendo una constelación de productos de software que se dedican a la escucha contínua de las redes sociales -especialmente Twitter -, de esta manera, se sigue la opinión del "pueblo digital" desde los gabinetes de empresas, instituciones políticas y personas públicas. Supongo que el cantante al que hacía referencia antes ha contratado estos servicios o ha dejado de utilizar Twitter.

Twitter ha estado presente, por poner un ejemplo muy citado, en las revoluciones de la primera árabe o en la elección del Presidente Obama quién hizo un uso muy inteligente de esta plataforma para promocionar su candidatura. Y entre sus enemigos militan muchos gobiernos dictatoriales y no tan dictatoriales.

Para mi Twitter representa el último escalón de libertad en un mundo en que los medios de comunicación – incluso los que pasan por ser más respetables o independientes – están muy mediatizados por el poder y las élites económicas. Por el contrario hay que admitir que muchas noticias que corren por Twitter son bulos, rumores o no tienen rigor. Pero ahí esta nuestro criterio y el uso de nuestra libertad personal, para entender, comprender y actuar, según nuestra conciencia, en la difusión de ideas.

Google


Google+ o Google plus ha sido la última en llegar. Eso tiene ventajas e inconvenientes. La principal ventaja es que han podido incorporar las estructuras de información y las estructuras relacionales que han tenido éxito en las redes sociales digitales que la precedieron. El principal inconveniente es que tiene que hacerse hueco en un mercado copado por esas herramientas que ya llevan tiempo en funcionamiento. De hecho, a pesar del inmenso poder económico y de convocatoria de Google no perece haberlo conseguido, no parece haber salido de cierta marginalidad.

El tipo de relación tiene dos niveles, el primer nivel es el hecho de establecer una relación entre dos miembros de la red. En este caso se parecería al sistema de Facebook, un usuario solicita y el otro concede la amistad o la deniega. En un segundo nivel califica el tipo de relación mediante el muy interesante concepto de “círculo”.

Para entender los que son los círculos sólo hay que darse cuenta de que no todas las relaciones que mantenemos son iguales, unas personas nos son más próximas que otras, tenemos un círculo de familiares, un círculo de amigos y un círculo de conocidos.

Así que una vez establecida la relación puedes colocar al otro en cualquiera de estos círculos. El otro sabe que tiene una relación contigo pero no sabe a que círculo le has asignado. Eso está muy bien porque hay gente que puede ofenderse si se considera amigo y para ti solo es un conocido. Por supuesto el usuario puede establecer otros círculos como “trabajo” o “estudios” o lo que él quiera, “Regimiento de Artillería de Campaña nº 14” por poner un ejemplo. Es una fórmula de mayor contenido semántico que las empleadas en redes anteriores.

Relación de amistad en Google+

Otra novedad son las quedadas o “hangouts” que son salas para facilitar conversaciones de grupo que pueden incorporar imágenes de video (videochat). El número máximo de personas que pueden participar en uno de estos videochats es de diez. Otra característica importante de Google+ es que está muy integrada con otros productos de Google como el Blogger o el motor de búsqueda.

Podemos afirmar desde un punto de vista sociológico que con Google+ se pueden construir grupos sociales, el mecanismo de los círculos parece muy apto para ello, y por supuesto, se pueden crear redes sociales.

Y para terminar….


El mundo de las redes sociales digitales ha llegado para quedarse. Puede que estos nombres comerciales cambien con el tiempo pero este tipo herramientas seguirán formando parte de nuestras vidas cada vez con más presencia.

Esto plantea muchas cuestiones muy importantes como la protección de datos, la intimidad de las personas, la libertad individual, la censura y muchas más que no se pueden tocar en un único artículo de este modesto blog. A lo mejor en el futuro próximo volveremos a hablar de redes sociales, es un tema apasionante.

Hace poco vi un capítulo de una serie futurista de la tele que, desde la ficción, trataban todos estos asuntos de forma sutil. La serie es “Black mirror”. En aquel capítulo las personas vivían en una suerte de burbuja digital de la que no podían escapar. Estaban inmersas en una especie de herramienta digital que mezclaba las características de los canales de televisión basura con las de redes sociales, pero estaban atrapadas, sin libertad de salir de ese mundo irreal gobernado por las audiencias y los “me gusta”. Espero que no vayamos por ahí.

Notas:


(1) Más info sobre web 2.0 pulse aquí
(2) Más información sobre sindicación de contenidos pulse aquí
(3) Más información sobre podcasts pulse aquí
(4) Más información sobre cloud computing pulse aquí
(5) Más información sobre marketing viral pulse aquí

Juan Carlos Barajas Martínez
Informático y ... sociólogo
Enero 2013

Juan Carlos Barajas Martínez

Jefe de Desarrollo de Portales Web en Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación
Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación
Universidad Nacional de Educación a Distancia - U.N.E.D.
Madrid y alrededores, España
linkedin.com/in/juan-carlos-barajas-martínez-849a7b28
https://plus.google.com/109701288112948082057
https://twitter.com/KurtGoedel2000

Licencia:

Licencia Creative Commons
Andamos muy enredados por Juan Carlos Barajas Martínez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported. Basada en una obra en http://sociologiadivertida.blogspot.com.es/.

---------------------------

Fuente: Sociología Divertida

Imagen: Social media


Del mismo autor:

Juan Carlos Barajas Martínez

Artículos relacionados: