2018-05-31

Cómo superar 10 comportamientos que impiden el éxito.

10 Comportamientos que nunca verás en personas exitosas.

Por Diego Ortiz.

Emprendiendo Historias.

successful-people.jpg
Cómo superar 10 comportamientos que impiden el éxito

Son tus comportamientos, o las decisiones que tomas todos los días, lo que determina si eres exitoso o no, y qué tanto vas a triunfar en el largo plazo en tu vida.


Dentro de los hábitos que determinan cómo ser exitoso en cualquier proyecto, se encuentran factores tales cómo tu reacción ante situaciones de estrés, la manera como estableces tus objetivos y cómo te relacionas con los demás.

En el ámbito laboral, tu éxito viene definido debido a tu actitud frente a tus clientes, a qué tan dispuesto estás a trabajar y esforzarte; si tienes disciplina mental, con enfoque, o si eres alguien distraído, cortoplacista que no logra concentrarse.

Las personas que tienen una visión de corto plazo están dispuestas a tomar estas decisiones por un lapso corto de tiempo, lo cual no es suficiente, ya que, la clave para convertirse en una persona exitosa, radica en una serie de buenas decisiones, comportamientos y hábitos a lo largo de los años.

Implica comportarse a tu máximo nivel aun cuando estés atravesando momentos difíciles, cuando haya presión y cuando resulte más fácil renunciar que tomar una decisión difícil.

Todo en la vida es una elección, así que cuando optas por ciertos comportamientos debes renunciar a otros. Si quieres llegar a ser considerada una persona exitosa que todo el mundo admira, debes revisar si estos comportamientos que verás a continuación te describen, y tomar decisiones rápidamente.

1. La ingenuidad


Es normal que todos empecemos con unos ojos bien abiertos y crédulos, pero entre más rápido se conviertan en escépticos y llenos de experiencia te irá mucho mejor.

La razón es simple: los ventajosos y los tontos no ganan. Aprende a cuestionarte todo lo que lees y oyes, y siempre ten presente la fuente de información, este es un hábito comprobado por la ciencia para ser más inteligente.

2. Optar por el pánico


Las situaciones de alta presión y llenas de estrés son comunes en el mundo de los negocios. Es más, las cosas casi nunca resultan como se planean y algunas veces salen terriblemente mal.

Las personas exitosas saben cómo quitar el estrés, ellos controlan los excesos de adrenalina y consiguen mantener la calma en los momentos cuando todo el mundo cree que no hay nada para hacer.

Para tomar decisiones en momentos de crisis, es necesario tener una mente calmada capaz de pensar creativamente.

3. Caer en el fanatismo


La pasión conduce al éxito, pero cuando cruzas la línea y te conviertes en un fanático de tu idea, esto trabaja en sentido contrario.

Cuando no eres capaz de pensar racionalmente, y careces de inteligencia emocional, esto te lleva a tener una visión sesgada de la realidad y consecuentemente a tomar muchas malas decisiones.

Para evitar el fanatismo y el enamoramiento instantáneo de tus ideas, haz la tarea de contarle a los demás tus planes, escucha sus críticas y toma aquello que consideras importante.

4. Ser perezoso


Aquellos que están enfocados en conseguir grandes cosas suelen conocer una realidad fundamental: A largo plazo se necesita trabajo duro. No hay otra fórmula.

Esta es la razón por la cual las personas exitosas son disciplinadas y enfocadas en su objetivo. La triste realidad es que la mayoría de personas no están dispuestas a sacrificarse por sus metas, prefieren los resultados de corto plazo por encima de las ganancias de largo plazo, les da pereza esforzarse, y estas son las razones por las cuales no alcanzan nada grande en la vida.

5. Una mentalidad de corto plazo


Cada vez que elijas un resultado fácil hoy por la grandeza de mañana, recuerda una de las frases de Steve Jobs más famosas: “estoy convencido de que lo que separa a emprendedores exitosos de los no exitosos es pura perseverancia”.

Para ser perseverante debes encontrar el propósito de tu vida, debes encontrar algo que sea más grande que tú y por lo que valga la pena trabajar constantemente.

Si no lo encuentras resulta fácil encontrar gratificación y ganancias inmediatas, y la mala noticia es que el éxito no ocurre de la noche a la mañana.

6. Dejar que las emociones te dominen:


Sea cual sea el sentimiento con el que te estés enfrentando; bien sean celos, envidia o inferioridad, no existe una razón que justifique que te desquites con las demás personas.

Cuando permites que tus emociones te dominen, estás dando el control a la situación y estás dejando que una circunstancia sea más grande que tu visión de largo plazo.

¿Cómo pretendes ser una persona exitosa, montar un negocio rentable exitoso, o destacarte en tu industria, si no logras dominar tus emociones? Primero debes aprender a controlarte, para luego dominar la situación que te rodea.

7. Ser egoista


Si actúas como si el mundo girara a tu alrededor, deberás tener el talento suficiente que respalde dicho comportamiento. De hecho, estar demasiado concentrado en ti mismo hace que pierdas efectividad.

Los negocios y el emprendimiento no se tratan de ti, se tratan de negocios. Se trata de la experiencia de los usuarios con tus productos. Recuerda quién sirve a quién en esta relación.

Una cosa es saber tu valor y tener confianza en ti mismo, otra muy diferente pensar que estás por encima de los demás, que tus decisiones son un referente mundial, y que todo el mundo debe escucharte porque tú te lo mereces.

Nunca olvides la importancia de la humildad, de escuchar a los demás, de ayudar en la manera que sea posible y recordar que el éxito, al final, también se mide en términos de qué tanto impactaste positivamente la vida de los demás.

8. Vivir en el pasado o futuro


Aprende lo que sea necesario del pasado, pero no te quedes estancado en él. De igual manera, puedes planear y soñar con todos los negocios del futuro, pero si tus acciones no están enfocadas en el presente, nunca alcanzarás tus planes y mucho menos tus sueños.

Lo único que tienes es este momento, este preciso momento en el que estás leyendo esto, así que aprovéchalo: toma las decisiones que llevas aplazando, renuncia definitivamente a los malos hábitos y asume que hoy, en este mismo instante, es el comienzo de una nueva vida.

9. Ser indiferente


¿Cuántas veces has escuchado excusas como “como sea que funcione”, “todo está bien”, “no te preocupes”? Muchas.

Sin embargo, no las has escuchado de personas que son exitosas. Una persona exitosa puede ser muchas cosas, pero jamás alguien indiferente. Este rasgo describe a una persona mediocre que prefiere un resultado mediocre, a un proceso de aprendizaje que valga la pena.

10. Ser hipersensible


Si tienes una piel tan débil que cualquier crítica te ofende, o cualquier halago te lleva a la cima, con seguridad que vas a vivir una experiencia en el mundo de los negocios bastante dura.

Esta es la razón por la cual los grandes empresarios tienen cierto toque de humor y humildad, ellos no se toman nada personal ya que entienden que su valor personal no varía según el tipo de opinión que escuchan.

Entonces, ¿qué puedes aprender de estos comportamientos que nunca verás en personas exitosas?

Lo primero, es que al final del día, alcanzar el éxito es un tu vida es una decisión que tomas a partir de tus hábitos; y segundo, y más importante aun, es que culpar al destino y a las circunstancias por tu situación actual no solo te alejará de tus objetivos, sino que te acercará al fracaso.

Diego Ortiz
mayo 10, 2018

Diego Ortiz Álvarez

Buscando la sencillez como estilo de vida, y la humildad en los pequeños detalles. #Emprendedor y editor de @EmpHistorias
Medellín, Colombia
emprendiendohistorias.com
https://twitter.com/DiegortizA
https://www.facebook.com/DiegortizA/
Emprendiendo Historias es una publicación digital que busca inspirar el emprendimiento como estilo de vida.

Licencia:
No especificada.

--------------------------

Fuente: Emprendiendo Historias

Imagen: Successful people

Del mismo autor:

Diego Ortiz:

Artículos relacionados: