2018-07-10

La curación de contenidos ayuda al crecimiento de las organizaciones.

¿Puede la curación de contenidos ayudar al crecimiento de las organizaciones?. 

Por Ricard Lloria. 

Liquadora de ideas y pensamientos.  

content-curation-reynolds.jpg
La curación de contenidos ayuda al crecimiento de las organizaciones

“Cuando todo el mundo está en silencio, incluso una sola voz se vuelve poderosa.”
Malala Yousafzai
La respuesta es que si, las personas que hacen o se dedican a curar contenidos, se les llama Content Curator, también ya están aquí y llevan años entre nosotros, sin ser aún de forma profesional, si en los mercados laborales anglosajones dónde estos existen de forma profesional, pero búscalos, son una fuente para el aprendizaje de la comunidad, la cual puede estar inclusiva en las organizaciones.



“… la capacidad de buscar, filtrar, evaluar, anotar, elegir qué fuentes son valiosas” (Valenza, et al., 2014)

Stephen Daly, en su artículo, Content curation: The future of relevance.Business Information Review, nos recuerda que cuando pensamos en “curación” pensamos en el conservador de arte en los museos, que se mantiene al tanto de las tendencias, escucha las conversaciones de los invitados en los museos que quizás están discutiendo y encuentra recursos que resuenen bien en las diferentes áreas del museo. Nos afirma que ya no es necesario haber estudiado la curación, dado que nos dice que hoy en día “compartir en las redes sociales ha permitido a cualquier persona compartir algo con el resto del mundo” (Daly, 2014, pág. 1).

La curación es la “capacidad de encontrar, filtrar, evaluar, anotar, elegir qué fuentes son valiosas” (Valenza, Boyer, Curtis, 2014). En nuestra era rica en información, no solo es necesario curar, sino que la creación de contenido a partir de recursos seleccionados es una excelente manera de consolidar la comprensión y brinda a los estudiantes la oportunidad de pensar de manera crítica y creativa. (Valenza, J. K., Boyer, B. L., & Curtis, D. (2014). ). Curation outside the library world. Library Technology Reports, 50(7), 51.)

Realizada la pequeña introducción, volvamos de nuevo a lo que hablamos hace dos meses, dentro del blog, sobre la figura del “Chief Learning Officer, después del “Learning advisor”, el cual ya ha llegado.”, si nos preguntamos que:

¿Qué es la curación de contenidos?


Hay muchas definiciones del acto de curar contenidos y el trabajo de los curadores. Una definición aproximada podría ser, que es “un guardián, conservador de un museo u otro tipos de colecciones”.

Con mucho, la mejor definición que he encontrado es en referencia a la conservación de datos (en este caso, de conocimientos y aprendizajes):

Procesos y actividades relacionadas con la organización e integración de datos recopilados de diversas fuentes, anotación de los datos, y publicación y presentación de los datos de manera que el valor de los datos se mantenga en el tiempo y los datos permanezcan disponibles para su reutilización y preservaciónData Curation

Como curador, estos son los elementos que creo que son los elementos clave del rol:
La organización e integración de los datos recopilados de diversas fuentes, la anotación de los datos, las publicaciones y los datos permanecen disponibles para nuestra reutilización y preservación.

Históricamente, hemos carecido de poder tener la capacidad de trabajar con “bits de conocimiento” discretos como objetos modulares en un mismo sistema informático, en las TIC, etc. Todo hasta ahora funcionaba en todo tipo de documentos o niveles de archivos. Las ideas curadas, artículos curados, lecturas curadas, todo provoca que estemos cambiando esto, lo que nos permite apoyar explícitamente y medir los procesos de pensamiento de orden superior, como el pensamiento crítico, la resolución de problemas y el análisis de datos requeridos por la fuerza de trabajo del futuro, por la fuerza que las nuevas tecnologías, nuevos sistemas, nuevos mercados, nuevos pensamientos, nuevos puestos de trabajo aún por crear vaya todo a una velocidad tan rápida que quizás sea difícil de ir siguiendo.

Por esto también dijimos “Los Content Curators” que a la larga serán y seremos personas básicas para el funcionamiento dentro de las organizaciones, las personas que nos dedicamos muchas horas de aprendizaje, en diferentes ámbitos, en diferentes materias, normalmente nos gusta tener el contenido a mano, muchos de nosotros llevamos años ya haciendo de forma altruista, dado que el mercado laboral aquí no existe como es la figura del “Content Curator”, lo que podríamos llamarle el “Curador y Gestor de Contenidos en multiplataforma” para la divulgación y aprendizaje social para el colectivo de seguidores, colaboradores, contactos que tenemos en las diferentes redes sociales que hay actualmente en la red, en resumen lo hace en formato de organización (personas de diferentes grupos) que por A o por B, van cambiando e intercambiando información, con el conocimiento que esta misma aporta.

La curación de contenidos, como nos reflexiona Ramón Archanco en el artículo “El embudo de información: Técnica clave de curación de contenidos”, nos propone que:

El modelo del embudo de información. Es un concepto simple pero muy importante dentro de la curación de contenidos. Si concebimos la información como un torrente de agua incesante, nuestro sistema de curación de contenidos debe ser un embudo que permita recoger todo este torrente y filtrarlo.

La curación de contenidos, es más que un hobby, es a la vez profesión y vocación, alguien necesitará y necesita filtrar, seleccionar, para organizar esa masa de información para poder rescatar lo valioso sobre los diferentes temas o para poder informar hacía un público en particular. Una remuneración económica para esta tarea será esencial e inevitable en un futuro poco lejano.

Cuando decimos que ya están aquí es porqué llevan muchos años haciendo la misma función pero cada vez más en diferentes plataformas de medios sociales o bien por diferentes aplicaciones ejemplo podríamos encontrar desde los Paper.li, en WordPress en cualquier de sus modalidades o en Blogger, simplemente con traspasarse un artículo de un blog a otro, cada vez más las aplicaciones y plataformas van creciendo, cada una con unas funciones u otras, pero todas ellas pueden ser efectivas, para hacer la selección para poder separar la aguja en el pajar y separarla de todas las demás, con todo ello la posibilidad de poderlas etiquetar, clasificar etc…

Sitios o fuentes para que podamos encontrar y curar contenidos:



La curación de contenidos en la organización


Según un análisis de 2014 de McKinsey and Co., al menos el 80 por ciento de las organizaciones reconocen la necesidad crítica de rediseñar la estructura tradicional que tenemos hasta ahora para crear una red de “expertos” para tomar decisiones organizacionales mejores y más rápidas. Sin embargo, solo el 21 por ciento de las organizaciones dice que el talento actual y la tecnología de usada por los departamentos de RR.HH. siempre satisfacen todas y cada una de las necesidades, según el informe “El futuro del trabajo” de Deloitte de 2017, lo que limita la habilitación de los empleados a poder pasar a otro nivel aproximado a “expertos”.

Las organizaciones que son líderes digitales en sus sectores, tienen un crecimiento de ingresos más rápido, una mayor productividad, que las organizaciones y líderes similares que están menos digitalizados. Las ganancias y márgenes pueden aumentar tres veces más rápido, los trabajadores dentro de estas organizaciones disfrutan el doble del crecimiento salarial (este puede ser tanto a nivel monetario como otros beneficios de crecimiento, incluso libertades para conciliar con la vida personal).

La digitalización y la transformación digital, seguirá cambiando la forma en que las organizaciones organizan el trabajo, así como la combinación de trabajo en un sector determinado. Todo esto nos requerirá una adaptación y estar todo el tiempo en continua por parte de cada y uno de los miembros que puedan componer una organización, también en términos de habilidades, actividades, las propias organizaciones o empresas e incluso dentro de los sectores en los que trabajamos actualmente.

Para que las organizaciones conservamos la ventaja competitiva, los avances gigantes en la relevancia y la productividad de la fuerza de trabajo (el Work Force de las organizaciones), lo encontraremos más en el trabajo colaborativo dentro de las organizaciones que en el resultado de la excelencia individual, más bien será a través de una brillantez aumentada en el colectivo de toda la organización. Ninguno de nosotros logramos nuestros objetivos solos. En el mundo ultra conectado de hoy, necesitamos trabajar en equipos para poder lograr y hacer esto.

Los equipos junto a una potencial red o redes “de expertos” dentro de las organizaciones, es decir dentro de los empleados, nos acelerarán la innovación, las decisiones comerciales, así como nos mejorarán el rendimiento. Mientras más explícitamente podamos apoyar el desempeño de las futuras personas para que estas pasen a ser “expertos” en la red a través de nuevas plataformas de curación de contenidos, más exitosa será la propia organización.

Para la mayoría de las organizaciones, la creación de una red efectiva de “expertos” que compartan conocimiento, experiencia y sabiduría, nos ayudará a ejecutar acciones comerciales como un equipo requiere un cambio en la estructura y cultura organizacional, así como la adopción de un nuevo tipo de tecnología que queramos implementar o forma de hacer.

Es hora de crear de nuevo la estructura organizativa y cultura, empezando por los pilares, los fundamentos y así hacerla crecer hacia arriba.

El contenido de excelente calidad lo podemos encontrar, se está produciendo, pero hay que descubrirlo, organizarlo y ponerlo en manos de todas las personas y organizaciones que lo podamos necesitar o apreciar. Para que esto suceda, necesitaremos personas que hagan de curadores humanos. Estos Curadores de Contenido son y serán personas expertas con habilidades, que conozcan y tengan las herramientas adecuadas. Algunos trabajamos cada día, para estar más cerca de esto todos los días, sin dejarlo nunca de seguir creando y compartiendo.

La tecnología dentro de los departamentos de los recursos humanos así como de los mandos tanto intermedios como directivos de otros departamentos, nos ayudará a que la infraestructura habilitante nos permita a todos los miembros de los equipos, organizaciones o los empleados a poder compartir los conocimientos, experiencia junto a la sabiduría a través de la red.

Si bien partimos de la premisa que la tecnología siempre ha desempeñado un papel en la interrupción de cómo se realiza el trabajo y cómo las organizaciones siguen siendo competitivas, lo que ahora es diferente es el ritmo de la transformación. Hoy en día, los sistemas inteligentes y la inteligencia artificial están automatizando los trabajos completos o al menos una parte de ellos, cambiando cualquier tipo de trabajo que es una rutina de cualquier persona a pasar a ser automatizadas por una máquina.

Para que los miembros de la organización, de un equipo, de los trabajadores sigan siendo contribuyentes relevantes para la fuerza de trabajo, podríamos empezar a pensar a querer tener un nivel más alto de conocimiento. Corresponderá a las organizaciones aumentar la capacidad de hacerlo a través de la tecnología, tanto dentro los departamentos de RRHH de última generación: por ejemplo la plataforma de curación de contenidos. Para así ir traspasando las funciones, aprendizajes y capacidades a los demás, esto también involucra a piezas clave fuera del departamento de RRHH, como podrían ser por ejemplo mandos intermedios, dirección, así como personas que ejercen de liderazgo informal.

La curación de contenidos se trata de capturar esas “ideas”, “pensamientos”, “comentarios”, “estudios”, “informes”, “datos”, “artículos”, para poder agregar la interpretación “experta” y la comprensión de los mismos o mismas, ya que nos relacionarán con el trabajo en cuestión o la oportunidad de negocio que hay que resolver. Esta curación de contenidos nos centralizará o nos permitirán centralizarnos en una ubicación o un sistema para y dentro de la organización.

Las ideas curadas son fragmentos de sabiduría compartida disponible en el momento de necesidad. El concepto de ideas curadas emula uno de los principios del 70-20-10: cuanto más cerca del punto de aplicación, más probable es que el aprendizaje sea de utilidad. (Lo veremos más adelante)

En contraste con las tecnologías de recursos humanos tradicionales como LMS (Learning Management System), sistema de gestión de talentos, plataformas de experiencia de aprendizaje, herramientas de curación de contenido y gestión del conocimiento, las plataformas de curación contenidos abordan los problemas centrales que empantanan a los trabajadores del conocimiento, que muchas veces son poco accesibles por falta de tiempo o muchas otras variables, estos producen ese tiempo para aprovechar los conocimientos de los demás y de sí mismos para compartirlo con todo el entorno.

Las organizaciones que podamos tomarnos en serio el aprovechamiento del poder de la inteligencia humana, nos permitirá aprender mucho más rápidamente, será cómo implementar una red de “expertos” difundiendo conocimientos. Estas organizaciones necesitarán, que por ejemplo los “Content Curator” que ya son Knowmads de por sí, podemos empezar a crear las posiciones nuevas de trabajo dentro de las organizaciones para así agilizar lo siguiente:

  • Sobrecarga de información (demasiado para leer) y capacidad de recuperación (demasiado para recordar).
  • Captura de información fuera de línea, como notas adhesivas, herramientas de anotación, notas escritas a mano y marcadores que proporcionan información como propiedad personal en lugar de capital intelectual de la empresa.

Cuando los miembros de las organizaciones consumen contenido, la creación de innovación de posibles ideas se pueden apagar a medida que aprendemos, pero a la vez estamos formando nuevas ideas, nuevos pensamientos y reflexiones, frutos del aprendizaje. Hasta la fecha, las organizaciones han tenido pocas herramientas para poder crear una forma efectiva de capturar esas ideas o curarlas. Actualmente, las personas intentamos curar las ideas utilizando notas adhesivas, marcadores o quizás técnicas de memoria. Pocas funcionan bien. Todo está fuera de línea e inaccesible, al final del día nos quedamos con recuerdos borrosos y demasiados contenidos para reenfocar y volver a leer. Esta es la parte más abrumadora que nos podemos encontrar por:

  1. Falta de apoyo para el pensamiento analítico, crítico o sistémico.
  2. Nos permitirá ser más proactivos para habilitar nuestra formación.
  3. Nos ayudará para apoyar la conexión entre los miembros del equipo.
  4. Nos provocará el cambio, en el proceso tradicional de revisión de desempeño anual que supone que los objetivos se cumplan principalmente a nivel individual en vez de colectivo.
  5. Si nos podemos enfocar en la construcción de la efectividad del equipo dinámico versus a una construcción de conocimiento y habilidades individuales, todo ello sumará en la totalidad de la colectividad.
  6. Premiemos las contribuciones de los “expertos” para la resolución de diferentes situaciones, problemáticas, conflictos, eventualidades del equipo que puedan llegar a ser asuntos críticos dentro de toda la organización o negocios en general.

De la Curación de Contenido a la Curación de la Visión dentro de la organización.


En la economía del conocimiento, nos encontramos que muchas veces, los miembros de los equipos o las personas de las organizaciones no tienen problemas para acceder al contenido. De hecho, están inundados con todo el día todos los días. El contenido web es parte del aluvión de información que experimentan, pero también lo están todos los sistemas de documentos como SharePoint, los archivos adjuntos de correo electrónico, los marcadores en computadoras portátiles o dispositivos móviles.

Del mismo modo, los miembros de una organización, tanto dentro y fuera de la misma, no tienen problemas para curar el contenido. De hecho, lo recopilan, lo filtran, lo clasifican, lo categorizan y lo acumulan todo el día. Se entierran con eso y luego se quejan legítimamente de que están sobrecargados y abrumados. Cada uno de nosotros marca cientos de páginas web y archiva documentos en nuestro disco duro sabiendo que nos olvidaremos de los posibles indicadores clave, pero creemos que volveremos a ellos algún día. Cuando necesitamos recurrir al recurso relevante, terminamos cavando por todas partes tratando de volver a encontrarlo, y si tenemos éxito, entonces tenemos que volver a leerlo y el ciclo comienza de nuevo.

Antes de presentar cualquier otra fuente de contenido, sistemas de curación de contenido o lugares para almacenar, sincronizar y compartir, debemos abordar los problemas fundamentales asociados con el filtrado, el reordenamiento, la relectura, el olvido y el seguimiento. Aquí es donde la curación de ideas entra en juego.

Las mejores organizaciones del futuro minimizarán las estructuras jerárquicas tradicionales donde el título y el rango a menudo marginan o incluso ocultan a los expertos. En cambio, el liderazgo trabajará para crear un nuevo ecosistema de fuerza de trabajo, esto fomentará el aprendizaje y la colaboración dentro de la propia organización.

El ecosistema de lo que denominamos como “Workforce” ( fuerza de trabajo) o futuro del trabajo para el 2020 se describe mejor como una red de personas interconectadas, formada por equipos, equipos de equipos y una red organizacional o empresarial de personas que dependen y se alimentan de los conocimientos de los demás para mejorar el rendimiento en todo su conjunto, todo ello nos ayudará a fomentar la colaboración dentro de la organización.

Recientemente leía sobre la aparición de unas “jerarquías o modelos de negocios denominados “Wirearchy”, ¿qué es Wirearchy? (What is Wirearchy?) es un principio de organización emergente basado, al menos en parte, en el conocimiento compartido y la comprensión. Presupone que las tecnologías permitan a los miembros de la organización a poder descubrir el conocimiento, adquirir sabiduría y compartir ideas significativas en toda la amplia red de los entornos organizacionales, en lugar de acumular conocimiento en un intento de ser las persona más inteligentes que “hay en la sala”.

Esta las estructuras llamadas “Wirearchy”, juego de palabras entre jerarquía y red, en la que la red promueve los componentes 70 y 20, proveniente del principio o regla del 70-20-10, este principio viene de poder sostener que el 70 por ciento del aprendizaje proviene de la experiencia, el 20 por ciento de otros (conocimientos y aprendizajes de otras personas) y el 10 por ciento de los cursos formales y de capacitación. Este cambio fundamental de la entrega estructurada de cursos a la mejora continua del desempeño sustenta un sistema donde las personas aprenden unas de otras en campañas de aprendizaje que extienden la experiencia y el intercambio de conocimientos, aprendizajes o sabiduría entre toda la red de personas que componen la misma.

El enfoque de la curación de contenidos es potenciar a la organización para facilitar la comprensión de las personas de una manera sistemática y controlada que está integrada en el flujo de trabajo. También es para unir los sistemas, navegadores, almacenes de documentos, redes sociales y así, que podamos facilitar a los personas, componentes de la organización el poder capturar los pensamientos formados mientras consumimos contenido y llevarlos a una nube dentro de toda la organización donde todos podemos acceder a ellos de forma rápida y fácil, tanto desde nuestro teléfono inteligente, otro dispositivo móvil, o cualquier parte de dónde nos conectemos, por lo que puede actuar como si fuera nuestro cerebro de bolsillo, dado que lo vemos desde cualquier parte del mundo.

“Los hechos no dejan de existir sólo porque sean ignorados”. Thomas Henry Huxley

Bibliografía :


Podemos contactar aquí o en LinkedIn.
Gracias por leer, por compartir.
Seguimos aportando.

By Ricard Lloria  @Rlloria
2018.02.12

Ricard Lloria

Transmisor de confianza, honestidad y transparencia hacia el proveedor-cliente interno y externo, con habilidad para win to win, B2B, experiencia en el campo de responsable y dirección en Compras, Supply Chain MRO, S&OP contratación Servicios Generales. Máster en Marketing, distribución y consumo (Marketing y logística) por la UB. Graduado en Ciencias Empresariales con Comercio Exterior (Graduado en Empresa Internacional) por la UB.
En Linkedin:
Ricard LLoria LLauradó
 Responsable de operaciones, Compras, Logística, Supply Chain, Producción con optimismo #COO #CPL #CPO #SCM (LION)
Barcelona y alrededores, España
https://www.linkedin.com/in/ricardlloria/
ricardlloria.wordpress.com/  
scoop.it/u/ricard-lloria  
https://twitter.com/RLloria

Licencia:

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.
INED21, editado en Santa Cruz de Tenerife. Tenerife. Islas Canarias.
ISSN 2387-1040

----------------------

Fuente: Liquadora de ideas y pensamientos

Imagen: Content curation

Del mismo autor:


Artículos relacionados:  curacion