2016-05-26

Prospectiva estratégica (II): Escenario futuro de la innovación.

Escenario de la innovación: el futuro (II). 

Por Juan Sobejano. 

Sintetia.  


prospectiva estratégica
Prospectiva estratégica (II): Escenario futuro de la innovación.

En el anterior artículo comentaba lo interesante que puede llegar a ser la prospectiva para los procesos de innovación. Cómo gracias a esta herramienta podemos valorizar de una manera más eficaz los procesos temporales que conlleva la innovación. Y también decía que toda innovación implica futuro, incertidumbre y dirección, de ahí la importancia de aplicar la prospectiva o al menos el análisis de tendencias.


Siguiendo con la reflexión, Michel Godet, uno de los mayores expertos europeos en prospectiva habla de 5 claves en esta materia.

1.- El mundo cambia, los problemas permanecen

Hay algo que se repite en todos los problemas que nos encontramos, el factor humano. En realidad no es cierto que la historia no se repite, se repiten algunos parámetros y comportamientos de los seres humanos que nos ayudan a trabajar mejor esa prospectiva y, lo que es más importante, los recursos para solucionar posibles problemas con los que nos podemos encontrar en el futuro.

2.- Los actores clave en el punto de bifurcación

Pero dicho esto, no podemos afirmar que exista el determinismo, no hay un futuro o escenario que necesariamente se deba cumplir. Pero del mismo modo que existen muchos escenarios posibles, no todos son igual de atractivos y beneficiosos para nosotros, y en un ejercicio de prospectiva es fundamental tomar decisiones.
Esta toma de decisiones tiene un problema grave, el de los sesgos, o lo que mi amiga Patricia Torregrosa llama el Cuadrante Malicioso, es decir, un grupo de sesgos que afectan a nuestras decisiones en un proceso de innovación. Utilizo las propias palabras de Patricia para definir cada uno de estos sesgos:


3.- Un alto a la complicación de lo complejo

A la hora de analizar tendencias y construir escenarios futuros hemos de ser conscientes de que no podemos atrapar la complejidad que la realidad nos transmite.
Ya he hablado en otras ocasiones de esta necesidad, y no es algo nuevo, pero al utilizar la prospectiva hemos de ser conscientes de que al diseñar escenarios futuros es prácticamente imposible que éstos se cumplan en su totalidad puesto que siempre hay elementos, tendencias, variables que van a modificar ese escenario en alguna medida.
Como dice Maurice Allais, “Nunca tendremos modelos perfectos, sino solamente modelos que se aproximen a la realidad”

"La gestión proactiva parte del convencimiento de que la suerte se crea. La incertidumbre se minimiza con la acción dirigida"
Juan Sobejano en Sintetia.com

4.- Plantearse las buenas preguntas y desconfiar de las ideas recibidas

No sólo en prospectiva, sino en cualquier saber humano, sobre todo si estamos en un proceso de descubrimiento, es fundamental que nos hagamos las preguntas correctas, que seamos capaces, antes de trabajar en posibles respuestas y soluciones, comprender ciertamente el camino que vamos a recorrer, puesto que siempre existen varias opciones.
Del mismo modo tratemos de obviar las ideas más evidentes, las más comunes, las que son de uso general. No es que no debamos tenerlas en cuenta, pero sabiendo que el hecho de ser ampliamente aceptada no la hace mejor, sobre todo cuando estamos proyectando un escenario futuro y cuando estamos trabajando con la incertidumbre y la complejidad.

5.- De la anticipación a la acción a través de la apropiación


No trabajamos la prospectiva sólo para pensar, lo hacemos para hacer, para construir. Por eso considera Godet que es necesario unir Reflexión (Anticipación), Voluntad Estratégica (Acción) y Motivación y Movilización Colectiva (Apropiación) para llegar a un modelo de acción dirigida hacia la innovación.
Es interesante analizar el enfoque que tiene Enric Bas sobre la innovación. Él habla de la cultura de la innovación, y la caracteriza porque:
  • -la innovación es un elemento endógeno de las empresas, que no se añade o “atrapa” de fuera, sino que forma parte de su ADN,
  • -por lo tanto es también una filosofía que ha de ser asimilada por todos los niveles de la organización,
  • -y todo esto hace que sea una innovación prospectiva y proactiva, que nos impulsa a trabajar porque los escenarios más atractivos se materialicen.

"no podemos atrapar la complejidad que la realidad nos transmite. Nunca tendremos modelos perfectos, sino solamente modelos que se aproximen a la realidad"
Juan Sobejano en Sintetia.com

Cultura de la innovación


De este modo Enric Bas habla de 7 claves de la cultura de la innovación:

1.-Holismo. El todo es la suma de las partes, por lo que simplificación y complejidad son dos caras de la misma moneda. La innovación no es parcial, sino que es total.

2.-Relativismo. La innovación es humana, y como tal está sometida a nuestra percepción del entorno y de la realidad. Ya comenté antes la importancia de los sesgos.

3.-Estructuralismo. Aunque la realidad social repite estructuras (la familia, la empresa…) éstas no necesariamente son estáticas, sino que cambian, por lo que el futuro no está escrito.

4.-Incertidumbre. Si el futuro no está escrito, el futuro es incierto, y por lo tanto las empresas, tanto en sus procesos de innovación como en su gestión diaria, han de asumir esto como un hecho. La mejor forma de “combatir” esa incertidumbre es con un modelo de gestión proactivo.

5.-Proactivismo. Esta gestión proactiva parte del convencimiento de que la suerte se crea, de que los mejores modelos futuros son alcanzables, o al menos modelos con bastantes elementos similares. La incertidumbre se minimiza con la acción dirigida.

6.-Heterodoxia. Sólo cuando nos olvidamos de metodologías cuantitativas, propias de las ciencias naturales pero no de las sociales, es cuando estamos en condiciones de empezar a trabajar la heterodoxia, es decir, la sistematización de la creatividad.

7.-Visión prospectiva. La innovación necesita de un futuro al que aspirar, un modelo que nos guíe. Un modelo que puede cambiar pero que nos sirve como camino y objetivo. Trabajar activamente con la innovación hacia ese objetivo diseñado es clave para dar sentido a nuestra innovación.

Como digo la prospectiva nos ayuda a introducir el tiempo como elemento consistente de los procesos de innovación. No innovamos para el ahora, lo hacemos para un escenario futuro que queremos dominar o, al menos, conseguir un posicionamiento relevante en él.

Juan Sobejano
16 mayo 2016

Juan Sobejano

Fundador de Innodriven; Consultor en innovación, marketing y modelos de negocio; Profesor en EOI.
Valencia y alrededores, España.
Consultoría de estrategia y operaciones.
Actual: Innodriven, EOI, Programa YUZZ para emprendedores.
Anterior: Casual Hoteles, MindProject, Hosteltur.com.
Educación: Instituto de Empresa.
https://es.linkedin.com/in/juansobejano

Licencia:

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported.  Attribution-ShareAlike 3.0 Unported (CC BY-SA 3.0).

---------------------

Fuente: Sintetia 

Imagen: Prospective Smile-City


Del mismo autor:

Juan Sobejano:

Artículos relacionados: