2016-11-13

Diez tecnologías digitales que están transformando nuestro estilo de vida.

Estas son las revoluciones digitales que están transformando el mundo. 

Por Elena Díaz Sánchez-Aguilera. 

Blogthinkbig. 


digital-technologies.jpg
Diez tecnologías digitales que están transformando nuestro estilo de vida

¿Crear órganos con impresoras 3D? ¿Un coche que circula sin conductor? ¿Máquinas y humanos trabajando unidos? Todo esto es posible gracias a las nuevas revoluciones digitales que están transformando nuestro modo de vida.


La tecnología digital ha revolucionado nuestra sociedad a un ritmo muy rápido y ha conseguido impulsar mejoras en ámbitos como la seguridad, la educación y la salud. El desarrollo de la inteligencia artificial ha dado lugar a ciudades inteligentes y a coches capaces de conducirse solos, entre otras cosas.

Cada año aparecen nuevas funcionalidades y posibilidades, y ya no concebimos la vida sin la tecnología. Por eso, queremos ofrecerte una recopilación de las últimas tendencias en revolución digital, a propósito de un reciente artículo de Andrés Pedreño, Catedrático de Economía Aplicada y uno de los pioneros tecnológicos en España.

1. La revolución en medicina ya está aquí


La combinación de la medicina con las nuevas tecnologías redundará en una medicina altamente personalizada, con más potencial de diagnóstico preventivo, como ya ocurre con funciones como la telemedicina o eHealth. Como argumenta Andrés Pedreño, “la medicina personalizada tendrá un fuerte apoyo en la biométrica”. Existen pulseras, ropa y ‘wearables’ que pueden monitorizar y llevar un registro de nuestra salud.

“También los avances en las técnicas como el método CRISPR, un sistema genético de defensa contra virus, que permiten modificar de forma fácil y barata el ADN, supondrían un gran avance para la terapia génica y el tratamiento de enfermedades como el cáncer o la fibrosis quística”, comenta Andrés. Incluso los robots han intervenido ya en la medicina.

La cirugía robótica es capaz de realizar trasplantes de forma mínimamente invasiva, como la que se hace con el robot Da Vinci, capaz de reducir el riesgo de infecciones, la pérdida de sangre y el dolor postoperatorio. Por otra parte, los implantes cerebrales han conseguido devolver el tacto a personas con paraplejia, y en pocas horas es posible crear una réplica de un órgano gracias a la impresión 3D.

2. Inteligencia Artificial en todo


La inteligencia artificial está presente en todas las novedades tecnológicas relacionadas con la medicina, finanzas, transporte, sostenibilidad, robótica o Big Data. En este sentido, Pedreño señala que se están “programando a las máquinas para que aprendan.

Los cursos presenciales u online de Machine Learning son de los más demandados tanto por las empresas como por ingenieros talentosos de todos los continentes. La medicina y las finanzas no se quedan atrás”. De esta manera, la Inteligencia Artificial será capaz de trabajar con los humanos para resolver problemas complejos.

En este escenario, Telefónica I+D está apostando fuerte por las novedades en Inteligencia Artificial. Como ejemplo de ello, hace unos meses puso en marcha de un sistema para mejorar la comunicación interna y la respuesta de los empleados está siendo muy positiva. En cuanto al mercado y las finanzas, la inteligencia artificial ha dado el salto a Wall Street para identificar a los tramposos de los mercados de valores con comportamientos anómalos en las bolsas.

Por último, una de las posibilidades más inmediatas y prometedoras de la Inteligencia Artificial son los chatbots. Se trata de herramientas que permiten la comunicación automatizada entre humanos y empresas, a través de redes sociales o comunicaciones de voz, gracias a una máquina que interpreta el lenguaje natural y que es capaz de aprender, procesar e improvisar respuestas de manera autónoma, como ocurre con Siri en iOS, o con Cortana en Android.

3. Hacia las ciudades inteligentes


“La vida urbana va a cambiar de forma radical a lo largo de la próxima década empujada por el auge de las llamadas smart cities, cuya transformación se basa en el Internet de las Cosas y la sensorización”, explica el experto en tecnología. Las smart cities aprovechan todo el potencial de los avances tecnológicos para ahorrar costes y ser más eficientes.

Dentro de la Comunidad de Madrid, Alcalá de Henares se convertirá en el primer Espacio Inteligente de Europa gracias al proyecto impulsado desde el Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad (CENTAC), en el que colabora Telefónica. Será un entorno donde cualquier ciudadano podrá usar las tecnologías para desplazarse, pasear e interactuar con los elementos del espacio urbano.

Con estos servicios, presentes en el mobiliario urbano y en apps, las personas tendrán una mayor autonomía personal y entre los servicios que integrarán se encuentran paradas de taxi, semáforos, parkings, geoposicionamiento para invidentes, sensorización en plazas de aparcamiento o instalación de bucles magnéticos, entre otros.

4. Coches autónomos de verdad


Los coches autónomos creados mediante Inteligencia Artificial ya son una realidad. Son capaces de “detectar peligros, frenadas automáticas de emergencia, alertas de salida de carril, control de la conducción cansada y avisos del tráfico”, entre otras funcionalidades.

De hecho, Uber pondrá a finales de año en marcha su primera flota de taxis sin conductor en Pittsburgh (EEUU), aunque en una primera fase todavía habrá un conductor en el volante, por si tuviera que intervenir.

Por ejemplo, Ford ha anunciado que su coche autónomo estará listo en 2021, y no contará ni con volante ni pedales de freno o acelerador. En la marca BMW llegará en 2025, pese a que tendrá un modelo casi autónomo en 2021. Por su parte, Tesla ha sido la compañía protagonista de la conducción autónoma y la compañía está trabajando en una nueva versión de Autopilot que se podría acercar a la autonomía total.

5. Educación abierta


La generación de nativos digitales ha demostrado la necesidad de digitalizar el sistema educativo. La educación abierta ha propiciado el acceso a recursos educativos abiertos tales como materiales de cursos con licencias abiertas, libros de textos, juegos, software y otros materiales que apoyan la enseñanza. Estamos inmersos en un camino hacia una educación personalizada donde cobrará importancia la gamificación y la realidad virtual.

Consciente de esta realidad, Telefónica cuenta con el programa Talentum Schools, que fomenta la educación digital entre los más pequeños mediante talleres en las tiendas Movistar y colegios o bien, mediante su plataforma online.

Este camino han seguido también los Cursos Online Masivos en Abierto (más conocidos como MOOC’s) que ofrecen cursos de forma gratuita a través de una plataforma abierta sin restricciones, sin condiciones y sin horarios. Miriada X, una iniciativa de Telefónica Educación Digital y Universia, ofrece desde hace tiempo este tipo de cursos para promover el conocimiento y la formación.

6. Dinero y finanzas tecnológicas


“Tras la irrupción del fenómeno Bitcoin y las criptomonedas ya nada volverá a ser igual en el sistema financiero”, argumenta Pedreño en su artículo. La tecnología que permite que utilicemos dinero digital es una de las ideas más brillantes de este siglo, e incluso ha llegado a utilizarse por los propios bancos o Instituciones.

Comprar un producto por Internet, o contar con aplicaciones que faciliten el ahorro o controlen tu presupuesto es algo que se está consolidando en todo el mundo. Pagar en efectivo será, en pocos años, cosa del pasado.

El crecimiento de las finanzas tecnológicas, más conocidas como Fintech, ha agitado el entorno empresarial. Se trata de una industria compuesta por empresas que usan la tecnología para hacer los mercados financieros más eficientes, y la inversión mundial en fintech, ha aumentado de 930 millones de dólares en 2008 a 22.000 millones en 2015.

7. Big Data social


Actualmente, “se utiliza el big data social para identificar tendencias de mercado en ámbitos tan distintos como la moda o la demanda de valores bursátiles”. Una de las aplicaciones de la innovación en datos masivos estaría ligada al Gobierno e Instituciones. El gobierno debe tener políticas que garanticen el acceso y la seguridad en el manejo de la información, pero también debe favorecer el Open Data para elevar la transparencia hacia el ciudadano.

Las PYMES también pueden usar el Big Data para conocer mejor a sus clientes y tomar mejores decisiones empresariales. La complejidad ya no es excusa porque existen soluciones cloud cuyo coste se ajusta a las necesidades y tamaño del negocio. Desde sistemas que permiten integrar datos desde muy diversas fuentes, como Pentaho, apps más como InsightSquared para los equipos de ventas, o Google Analytics para el marketing online.

El Big Data también es aplicable a la educación y formación. Desde Telefónica Educación Digital apuestan por el uso de Big Data y Learning Analytics aplicados a la formación corporativa. “El uso de las herramientas Big Data y Learning Analytics permite abrir un nuevo paradigma que mejorará el aprendizaje, y por tanto su ROI”, señalaba la directora Comercial de Telefónica Educación Digital, Sara Alegría.

En este contexto, Telefónica ha presentado recientemente LUCA, una nueva unidad de servicios que cubrirá las necesidades de Big Data de todo tipo de empresas y organizaciones. LUCA será una pieza clave en la comprensión y extracción del mayor valor del uso de datos y en la adaptación de las infraestructuras y uso de herramientas.

8. Los drones y su potencial


Vivimos en la era de los drones, esos aparatos que sobrevuelan nuestras cabezas y son capaces de tomar fotografías y hacer vídeos en alta resolución. “Los drones ya se utilizan para cientos de usos relevantes: toma de muestras en zonas contaminadas, como Chernóbil o Fukushima; control de volcanes; operaciones antiterroristas o contra el narcotráfico; control de fronteras; o en la vigilancia de la caza furtiva en parques nacionales”, comenta Andrés Pedreño.

Respecto a sus aplicaciones, investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han desarrollado un método para la detección de incendios forestales mediante el uso de un nuevo índice de color. Utilizan drones para captar imágenes en tiempo real, que son procesadas por un algoritmo que clasifica la vegetación y detecta las distintas tonalidades de las llamas, así como del humo que se produce durante la combustión.

En cuanto a lo que está por venir, “hay otros desarrollos en camino con un potencial tremendo que van desde los ensayos de distribución a domicilio de productos, como Google o Amazon, al acceso global a Internet”. En este sentido, Qualcomm quiere liderar el mundo de los drones y ha lanzado Snapdragon Flight, un chip fabricado específicamente para robots voladores. Este chip permitirá grabar vídeo en 4K, contar con diferentes de sensores y ser recargado rápidamente. 

9. Desarrollo de nuevos materiales


“El reto para los próximos pasa por hacer viables industrialmente los avances actuales en aplicaciones y productos concretos. No en todos los casos la aplicabilidad industrial está garantizada. Algunos expertos aseguran que en una década los avances en la nanociencia harán posible la denominada nanotecnología molecular, la capacidad de transformar la materia”, señala Pedreño.

Avances en materiales como los nanotubos o el grafeno, u otras similares, ya propician innovaciones revolucionarias como “materiales a base de polímeros que permitirían a medio plazo la autorreparación de carreteras o edificios; pinturas que absorben contaminantes, vehículos con materiales resistentes a los golpes, o ropas que repelen la suciedad o las bacterias”. De hecho, Nokia se sumó a la carrera de la investigación en grafeno desde hace unos años en tecnología móvil.

Baterías con mayor duración, pantallas táctiles de alta calidad o mejores sensores, son algunas de las aplicaciones de este material. 

10. Energías más limpias


No hay duda de que los avances tecnológicos han propiciado el aprovechamiento racional de una energía más limpia y barata. “En energía solar los precios de los paneles para instalar en casas o en factorías han caído un 80% desde 2008. La energía eólica ha crecido un 25% en los últimos 15 años y en algunas zonas ya es más barata que la procedente de combustibles fósiles. La biomasa proporciona el 21% de la energía que necesita la industria en Brasil. El 25% de la electricidad de Islandia se produce de fuentes geotérmicas”, destaca Pedreño.

Otro ejemplo lo encontraríamos en Costa Rica, que ha sido capaz de generar toda su electricidad a partir de energías renovables, sin quemar hidrocarburos, durante 76 días seguidos. Entonces, ¿sería posible reducir el consumo de combustibles fósiles? Escocia también ha conseguido abastecerse en exclusiva con energías renovables durante un día, y para 2020 prevé cubrir todas las necesidades humanas con energía sostenible.

Ante el desafío de conseguir un ecosistema más limpio, la compañía Kaiserwetter ha creado el proyecto ‘Aristóteles’, un sistema ideado para integrar el Big Data en la producción de energía.

¿Qué puede aportar el Big Data? Desde la compañía aseguran que la idea de trasladar este concepto tecnológico al terreno de las renovables permite “poner en contacto a la oferta con la demanda, aprovechar recursos escasos de manera óptima y lograr precios menores a través de procesos eficientes”.

Elena Díaz Sánchez - Aguilera y Alvaro Cavestany Bernat
9 de noviembre de 2016 a las 17:30

Elena Díaz Sánchez - Aguilera

Soy Elena Díaz, futura periodista y comunicadora. Me encanta escribir, leer y viajar. Tras mi paso por Europa Press, ahora soy redactora en el LAB de Content Marketing de Telefónica y, a la vez, aprendo sobre innovación y tecnología.

Licencia:

Licencia Creative Commons. Attribution-ShareAlike 3.0 Unported (CC BY-SA 3.0)

-------------------------

Fuente: Blogthinkbig

Imagen: Digital technologies


Artículos relacionados: