2016-11-12

El "Mapa de las Partes Interesadas" como herramienta de gestión del cambio.

La Gestión de Partes interesadas como Herramienta Estratégica.  

Por Daniel Blanco. 

Blog de Daniel Blanco. 


internal-stakeholders.jpg
El "Mapa de las Partes Interesadas" como herramienta de gestión del cambio

En cualquier trabajo que implique la implementación de cambios en una organización tiene especial relevancia la actuación de su conjunto de actores internos. 


Como consecuencia de este hecho una primera fase de cualquier trabajo de este tipo* debería ser la determinación de los grupos de interés internos así como el papel que pueden desempeñar en el éxito de los cambios y objetivos que se van a determinar.

Observación*. Dentro de esta categoría se sitúan todo tipo de proyectos que en mayor o menor medida conlleven cambios o modificaciones en los procesos empresariales y/o en la propia estructura y cultura de la organización, un ejemplo sería la implementación de un Sistema de Gestión de Calidad.

El efecto o influencia de los grupos de interés se desarrolla en función de dos factores: el nivel o grado de interés en relación a un proyecto o aspecto y el poder que la parte interesada posee para ejercer dicho interés. El resultado da un matriz de 2 x 2 que recoge cuatro grupos diferenciados: Torres, Reinas, Peones y Alfiles.


Este planteamiento ha sido defendido por autores como Johnson, Scholes y Wittinghan los cuales “delimitan” el llamado “mapa de las partes interesadas” es una herramienta estratégica cuyo fin es la identificación y evaluación del efecto de los diferentes individuos o grupos de interés sobre la organización*.

*Consideración. En este artículo me he centrado en los grupos de interés interno pero debe tenerse en cuenta que en muchas organizaciones ciertos proveedores e incluso clientes pueden tener un elevado poder de influencia y decisión en la estrategia general de la entidad. Como consultor externo he estado en muchas ocasiones en ambos lados del espejo.

Por otro lado y considerando “el bando” en el cual se sitúan los diferentes actores en relación a un determinado proyecto se puede delimitar el “terreno de juego” en tres grandes grupos:

  • socios y aliados (como agentes que están, y se deben mantener de nuestra parte),
  • oponentes y adversarios (a los cuales se debería vigilar e intentar convencer) y
  • los llamados espectadores (para los cuales nuestra misión es seducirlos para “la causa”).

Bajo estos parámetros la división de grupos de interés quedaría del siguiente modo:


El conocimiento de las posiciones de los diferentes grupos de interés internos ayuda a la programación de estrategias para gestionar los diversos intereses de cada parte que pueden apoyar u obstaculizar el plan de cambio*.

Nota*. Esta visión se fundamenta en que sin cierto grado de “política empresarial” cualquier programa de cambio, mejora, etc. puede acabar “aniquilado” por los que practican mejor este juego.

Podemos considerar que la “combinación” de los dos escenarios es decir el tipo de grupo de interés (dependiendo de su situación de aliado o enemigo del proyecto) así como de su grado de poder e influencia determinarán nuestra estrategia y metodología de trabajo (incluso la programación del objetivo o proyecto a emprender) y en último caso marcarán las posibilidades reales de que un determinado programa sea llevado a la práctica*.

*Observación. Este último punto es muy importante pues sin en un determinado proyecto contamos como adversario a muchas “reinas” seguramente deberemos efectuar un “replanteo” del proyecto.

En líneas generales la gestión de los grupos de interés es una gestión de una serie de factores de riesgo conformados por sus diversos intereses. Estos intereses, en su versión negativa, pueden afectar a la evolución de un proyecto.

La consideración (y máxima satisfacción) de los requisitos de las partes interesadas así como su análisis de debilidades y fortalezas no es más que una herramienta indispensable para planificar la reducción o eliminación de los mencionados factores negativos (y en muchas ocasiones la potenciación de los factores positivos y fortalezas).

"Las sociedades están hechas de grupos con intereses contradictorios y no se puede satisfacer a todos al mismo tiempo..."  -Txvetan Todorov, filósofo e historiador francés de origen búlgaro

Autor: J. Daniel Blanco
Publicado por Daniel Blanco en 8:17
martes, 8 de noviembre de 2016

José Daniel Blanco Alonso

Consultor de Calidad, Estrategia y Liderazgo.
Madrid y alrededores, España.
Consultoría de estrategia y operaciones.
Actual: Profesional autónomo en Calidad y Estrategia Empresarial.
Anterior: INORCA Consultores, Fundación La Caixa.
Educación: Universidad Politécnica de Madrid.
https://es.linkedin.com/in/jose-daniel-blanco-alonso-55628334

Licencia:
No especificada.

----------------------

Fuente: Blog de Daniel Blanco

Imagen: Internal stakeholders


Del mismo autor:

Daniel Blanco:

Artículos relacionados: