2017-04-09

Tres teorías sobre liderazgo. ¿Son útiles?. ¿Cuál es la mejor?

¿Son útiles las teorías sobre liderazgo? ¿Cuál es la mejor? 

Por Ciencia de la Gestión.

La Ciencia de la Gestión.

leadership-theories.jpg
Tres teorías sobre liderazgo. ¿Son útiles?. ¿Cuál es la mejor?

Si les interesa la literatura de gestión, es probable que uno de sus temas habituales sea el liderazgo. No pasa demasiado tiempo sin que algún experto, consultor o gurú publique un nuevo libro con consejos sobre liderazgo para ejecutivos.


Generalmente prometiendo nuevos enfoques e ideas, que casi siempre acaban siendo refritos de los mismos conceptos, reempaquetados y presentados una y otra vez. Con frecuencia nos solemos dejar llevar por estas novedades, después de todo, ilusionarse es humano, pero esta dinámica nos ha llevado una situación con dos aspectos negativos.

  • El primero es que hoy en día se podrían identificar y clasificar más de medio centenar de teorías diferentes mínimamente fundamentadas sobre liderazgo.
  • El segundo es que no se ha publicado estudio científico ni revisión detallada en la que se haya contrastado y comparado la efectividad de cada una de estas teorías.

Es evidente que con este panorama resulta difícil tener criterio para poder decantarse por alguna en concreto. Supongo que la mayoría de los expertos y gestores las seleccionan en función de sus experiencias previas o de sus preferencias personales.

Quizás la gran cantidad de literatura existente sobre algunas de las teorías más recientes, como por ejemplo el liderazgo transformacional, también ayuda a inclinarse por las mismas, aunque las comparaciones con otras sean bastante escasas.

Teorías tradicionales y teorías nuevas


Rebuscando entre la literatura científica he llegado a una revisión metaanalítica que puede ser útil en esta búsqueda. Se trata de "A meta-analytic review of leadership impact research: Experimental and quasi-experimental studies" (2009), un trabajo realizado por expertos norteamericanos (y liderado por el prolífico y habitual en temas de liderazgo Bruce Avolio.

En esta revisión tampoco se llegó a comparar cada una de las teorías sobre el liderazgo, pero se intentó hacer una comparativa agrupada. Para ello se clasificaron los estudios existentes en dos tipos: las teorías tradicionales por un lado y nuevas teorías por otro.

Como "tradicionales", se consideraron las teorías que dominaron la investigación sobre liderazgo hasta finales de 1970, con un enfoque transaccional, y una filosofía de corrección de fallos, control, optimización del rendimiento y supervisión.

Por "nuevas" se clasificaron las que han predominado en la investigación de la década de los 80 en adelante, con estilos más orientados a fomentar el empoderamiento y la inspiración, como por ejemplo el liderazgo carismático, el transformacional o el visionario.

Teorías basadas en el Efecto Pigmalion.


Sin embargo, al hacer la recopilación de toda la evidencia científica disponible, los expertos decidieron incluir un tercer grupo, ya que comprobaron que existía una buena cantidad de estudios de intervención investigando las mismas, en el que incluyeron teorías y enfoques basados en el Efecto Pigmalion.

El efecto Pigmalion ha sido ampliamente estudiado en psicología (puede leer este o este estudio para más información). Descrito muy brevemente, se refiere a los cambios en el rendimiento de las personas en función de las capacidades que el líder piensa que tienen; cuanto mayores sean sus expectativas sobre esas capacidades, mejor ejercicio del liderazgo y mayores rendimientos obtienen.

Un ejemplo práctico aplicado a la educación puede verse en el siguiente conocido minidocumental sobre el tema:

Video: Efecto Pigmalion en la escuela Rosenthal Jacobson

Como se cuenta en el vídeo, el hecho de que el profesor pensara que algunos de sus alumnos estaban especialmente dotados - algo que no era cierto, ya que habían sido elegidos al azar - hizo que su forma de enseñar y los resultados obtenidos por ellos fueran sustancialmente mejores que los del resto.

Conclusiones


Pues bien, en la revisión sobre estos tres grupos de teorías de liderazgo, las conclusiones finales de los autores fueron las siguientes:

"... las teorías tradicionales tienen un 65% de probabilidad de éxito, frente al 64% para de las nuevas teorías, y el 79% de las teorías basadas en el efecto Pigmalión (...)

Los autores también explican el valor inesperadamente elevado de las teorías Pigmalión, consecuencia de la elevada influencia de un estudio concreto. Y si se elimina (algo razonable dado su diseño algo diferente a la de los demás) , las probabilidades de éxito de esta teoría serían muy similares a las de las otras dos.

Respecto a los resultados sobre variables concretas, las teorías más antiguas consiguen mejores resultados en variables relacionadas con cambios de comportamientos (acciones que son observables, para mejorar el desempeño individual y grupal) y las más modernas fueron superiores en relación a variables afectivas y cognitivas (sentimientos acerca del líder, el trabajo, los compañeros y percepción y procesamiento de la información y toma de decisiones).

Las de efecto Pigmalión consiguieron buenos resultados en ambos tipos de variables.

Por otro lado, desde el punto de vista del tiempo necesario, las teorías tradicionales y de efecto Pigmalión resultaron más eficaces a corto plazo, mientras que las nuevas teorías requirieron de tiempos más largos de actuación para empezar a mostrar efectos significativos.

En definitiva, creo que una conclusión que puede extraerse del estudio es que a la hora de decidir qué tipo de teoría o enfoque de liderazgo conviene aplicar en un programa de desarrollo de liderazgo, es importante tener en cuenta cuál es la tipología de variables sobre las que se quiere influir:

  • cambios en comportamientos, tareas y desempeño (en cuyo caso podría ser más razonable basarse teorías tradicionales) o
  • en cuestiones afectivas y cognitivas, más relacionadas con las actitudes y los sentimientos (y que sugerirían el uso de teorías nuevas).

Y, en cualquier caso, viendo los resultados asociados al enfoque Pigmalión, la conclusión más importante podría ser que a la hora de ejercer el liderazgo lo fundamental es confiar en las capacidades de las personas. Sea cual sea el enfoque, parece ser un principio fundamental.

lunes, 28 de marzo de 2016

https://twitter.com/Gestion_ciencia

Licencia:
No especificada.

-------------------------

Fuente: La Ciencia de la Gestión

Imagen: Leadership theories


Artículos relacionados: